EUSKADI

Un nuevo robo de 14 ordenadores de una Ikastola de Bilbao hace saltar todas las alarmas

Un nuevo robo de 14 ordenadores portátiles en un centro educativo de Bilbao ha hecho saltar todas las alarmas. Por suerte, en esta ocasión la Ertzaintza pilló in fraganti a los ladrones a la salida de la Ikastola bilbaina y consiguió recuperar dichos ordenadores tras abandonarlos los ladrones a su huida.

Casos como este han hecho que tanto la Ertzaintza como la Policía Municipal de Bilbao investiguen una oleada de robos de decenas de ordenadores portátiles en colegios públicos, concertados y otros centros educativos ubicados en la capital vizcaína en lo que va de año. El Departamento de Educación confirmó hace unos días que tiene conocimiento de cuatro denuncias más de centros por robo de material del Gobierno vasco, esto es, de ordenadores, tablets y otros aparatos digitales subvencionados con dinero público. Según la misma fuente, la mayoría de estas sustracciones se refieren a miniordenadores de los denominados 2.0, que el Gobierno vasco adquiere en lotes.

Tras tener conocimiento de los robos, Educación irá reponiendo los portátiles a los colegios para que los alumnos puedan seguir estudiando con ellos. Según las fuentes oficiales, la cifra de aparatos propiedad del Departamento que han sido hurtados superaría la treintena. En el colegio Viuda de Epalza se apoderaron de 22 portátiles el pasado 15 de abril, en el Maestro García Rivero, de 17, el 31 de marzo. En la ikastola Harrobide sustrajeron ocho aparatos el 28 de abril. El pasado 13 de mayo fueron robados otros dos ordenadores en el colegio Iruarteta de la calle Juan de Garay. También se han registrado robos en alguna facultad, en centros de Formación Profesional y en institutos de Educación Secundaria.

Además de este material, también han sido robados terminales que abonan los padres y otros aparatos electrónicos como tablets o televisiones, según ha podido saber EL CORREO. Ertzaintza y Policía Municipal han identificado a cuatro presuntos autores de los asaltos, que actúan siempre juntos, aunque suelen ir de dos en dos. Se trata de un individuo de 24 años con múltiples antecedentes por diferentes delitos contra el patrimonio, su compañera sentimental y otros dos familiares. Se les acusa de una serie de robos con fuerza en centros públicos y los daños son cuantiosos.

El cabecilla fue detenido por última vez el pasado domingo, 19 de mayo, por agentes de la Policía Municipal que le sorprendieron in fraganti tras robar con fuerza en el instituto Eskurtze, según confirmó una portavoz del Ayuntamiento bilbaíno. Cuando los agentes le dieron el alto, aún llevaba en las manos un ordenador del centro. La Policía sospecha que el grupo de delincuentes está en contacto con un receptador al que le venden los artículos que sustraen y que después él introduce en el mercado negro.

La sucesión de robos se ha registrado desde el pasado mes de enero, fuera del horario escolar, cuando los centros están cerrados. Los ladrones se cuelan en las instalaciones y, una vez dentro, fuerzan la puerta de alguna de las dependencias hasta que localizan los artículos de valor que buscan. Sólo en el último mes, la guardia urbana ha recogido tres denuncias por hechos similares. Los responsables del colegio Tomás Camacho descubrieron el lunes 29 de abril que el colegio había sido forzado y que las aulas y despachos estaban revueltos, aunque no echaron nada en falta.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!