MUNDO

4 magrebíes violan salvajemente a una chica en la playa, le tiran al mar y pegan una paliza a su novio para robarle

Según ha informado «El Mundo», las autoridades italianas buscan desde el pasado sábado a los autores de una brutal agresión a una joven pareja polaca que estaba de vacaciones en la ciudad italiana de Rimini, en la costa adriática.

Según han contado las víctimas, ella fue violada repetidamente por un grupo de cuatro hombres y después tirada al mar mientras a él le robaron y le dieron una paliza, quedando prácticamente inconsciente sobre la arena. La pareja se encuentra ingresada en el Hospital de Rimini.

«Me golpearon con una botella en la cara», ha relatado el novio tras denunciar el suceso. «Parecían osos. Llegué a perder el sentido». La agresión se produjo a las 4 de la madrugada mientras la pareja se encontraba sola en una hamaca de uno de los múltiples establecimientos de la playa, cerrado a esas horas.

La policía está analizando los restos de ADN encontrados en la ropa que llevaba la víctima esa noche y estudian las grabaciones de las cámaras de seguridad para identificar a los posibles autores.

«Han actuado con una violencia inhumana, transformando un momento de intimidad en una pesadilla», ha declarado el jefe de la policía de Rimini, Maurizio Impronta. Según las autoridades locales los autores serían jóvenes de orígen árabe que probablemente «habían abusado de sustancias alcohólicas y estupefacientes».

La violencia en estilo Naranja Mecánica, como ha sido definida por los medios de comunicación italianos, no acabó ahí. La policía cree que los autores de la violación a la joven polaca, de 26 años, son los responsables de otra violación, ocurrida pocas horas más tarde, en una carretera cercana al aeropuerto. La víctima es en este caso una prostituta peruana.

Para evitar que se repitan situaciones parecidas, el ayuntamiento prohíbe la entrada en la playa entre la 1 y las 5 de la madrugada mientras que los establecimientos balnearios están obligados a iluminar también durante la noche las hamacas y sombrillas. Pero casi nadie lo hace. «La prohibición de entrar en la playa en esa hora se respeta relativamente. No hay controles y el acceso está abierto».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!