EUSKADI

Ocultan la nacionalidad de los dos detenidos por robar con fuerza en un locutorio del Casco Viejo de Bilbao

Agentes de la Ertzaintza han detenido, esta pasada madrugada en Bilbao, a dos individuos de 21 y 28 años de edad acusados de un delito de robo con fuerza. Presuntamente, los sospechosos habrían forzado la puerta de entrada en un locutorio de la calle Somera con intención de robar, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza.

Sobre las cuatro de esta pasada madrugada, la Ertzaintza recibía el aviso de varios particulares en los que se daba cuenta de que dos individuos estaban intentando forzar la entrada en un locutorio de la calle Somera. Según estas comunicaciones, varias personas les habrían recriminado su comportamiento, haciendo que los individuos abandonaran el lugar a la carrera.

Personada una patrulla de la Ertzaintza en el lugar, los agentes contactaban con varios testigos, quienes les informaban de lo sucedido y les daban la descripción de los presuntos ladrones. Tras ello, mientras una dotación policial analizaba la puerta del local, que estaba forzada y presentaba muchos daños, y el interior del mismo, otra patrulla se aprestaba a recorrer los alrededores para intentar localizar a los sospechosos, aunque no daba con ellos.

Sin embargo, una hora más tarde una patrulla de la Ertzaintza detectaba la presencia, en la calle Ribera, de un individuo cuya descripción coincidía con la de uno de los supuestos ladrones. Por ello, decidían seguirlo de manera que, instantes después, podían ver cómo se encontraba con otro individuo que coincidía también con el segundo sospechoso.

Por este motivo, los agentes decidían interceptarlos y los identificaban como dos varones de 21 y 28 años de edad. Así, tras realizar las oportunas comprobaciones, procedían a la detención de ambos bajo la acusación de un delito de robo con fuerza, y a su traslado a dependencias policiales.

A la redacción de euskalnews.com le parece insultante que el Servicio de Prensa anteriormente mencionado no informe sobre la nacionalidad de los detenidos, con el único objetivo de proteger a un determinado colectivo a sabiendas de que ocultar esa información puede suponer un peligro para los ciudadanos de bien.

Sin embargo, el mismo Servicio de Prensa no duda en informar sobre la nacionalidad cuando el detenido no es ni subsahariano ni magrebí: por ejemplo, el otro día no dudaron en informar sobre la nacionalidad del detenido en Donostia por agredir a su pareja en un hotel o cuando alguna banda de ladrones, con origen en Europa del este, hace de las suyas. ¿Por qué será?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!