MUNDO

La iglesia luterana de Suecia proclama a Greta Thunberg «sucesora de Jesús» y la incluirá en los cursos de religión

El personaje de Greta Thunberg ha sido incluido en los cursos de religión impartidos por la iglesia luterana a los niños suecos, donde les pide a éstos que se burlen de sus oponentes.

El medio de noticias Samhällsnytt informó que la activista climática de 16 años está presente en los planes de estudio infantiles. Se la describe como un “reloj despertador” que «nos permite discutir, hablar, y reflexionar sobre lo que le está sucediendo a nuestro mundo».

Según un estudiante, «Greta es prácticamente pintada como una santa». Los estudiantes tienen la tarea de hacer memes sobre Greta burlándose de sus oponentes y refutando las críticas que se le han dirigido. «En una tarea, se les pide que encuentren una imagen para ilustrar la frase: “Uno simplemente no se mete con Greta”, un guiño a un meme antiguo de Boromir de ‘El señor de los anillos’», informa Sputnik.

Según un responsable educativo vinculado a la iglesia luterana, incluir a Greta en las lecciones es importante para «ofrecer constantemente materiales didácticos que reflejen lo contemporáneo».

La izquierda ha exaltado a Greta como una especie de figura religiosa, pero dada su reciente aparición en un mural eminente en San Francisco, otros la ven como una líder de culto. Las iglesias en Suecia están haciendo sonar las campanas en su honor, mientras que el año pasado la Iglesia [luterana] de Suecia proclamó a Greta como “Sucesora de Jesús”.

La realidad sin embargo es bien distinta. Greta está sieno utilizada para impulsar una narrativa alarmista e histérica de un calentamiento global que ha sido refutado una y otra vez.

En vísperas de la llegada del catamarán «La Vagabonde» (propiedad de los youtubers australianos Riley Whitlum y Elayna Carausu) al puerto de Lisboa, con rumbo a la Conferencia sobre Cambio Climático (COP-25) en Madrid, se reveló una fotografía de Greta en el regazo de su madre, la mezzosoprano Sara Magdalena “Malena” Ernman Arvidsson en su casa holmiense (de Holmia, nombre latino de Estocolmo).

Ambas están sentadas en un sillón amarillo que responde al estilo del diseñador estadounidense Charles Eames, un arquitecto de interiores fallecido en 1978 y cotizadísimo para decorar los ambientes más chic.

Pero resulta que la pieza de mobiliario… fue fabricada con madera refinada (de árboles OBVIAMENTE talados) y piel de cuero (para el cual se tuvo que matar a varios animales criados en ganaderías, y tratar las pieles con químicos potentes y dañinos), y cuyo valor es de fríos 6.000 euros.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!