EUSKADI

El Director de la Policía Municipal de Bilbao se dejó chantajear por los magrebíes a los que permitió saltarse la cuarentena

El Director de la Policía Municipal de Bilbao se dejó chantajear por los jóvenes ‘sin techo’ de origen magrebí a los que permitió saltarse la cuarentena para echar una ‘pachanga’ de fútbol en el Polideportivo El Fango de Rekalde, tal como se entiende a través de la denuncia presentada por ELA (a continuación mostramos la nota de prensa completa que ha sacado ELA). Nos gustaría destacar que este medio solo va a señalar y exigir responsabilidades al Director de la Policía Municipal de Bilbao, ya que los efectivos que tuvieron que escoltar a los magrebíes de la ‘pachanga’ y el resto de agentes del cuerpo están absolutamente en contra de la irresponsabilidad cometida por el máximo responsable del cuerpo policial.

Según ha denunciado el sindicato vasco ELA, esta irresponsabilidad provocó que «las tensiones» entre los vecinos y la Policía no tardasen en llegar. A juicio del sindicato mayoritario de Euskadi, el Director de la Policía Municipal de Bilbao ha actuado de manera «incomprensible e irresponsable», algo con lo que desde euskalnews.com estamos totalmente de acuerdo. Según ELA, el Director de la Policía Municipal dio la siguiente instrucción:

«Se permite la entrada y salida de los indigentes de que están dentro de los Albergues o Centros de Acogida. Se trata de evitar un problema de orden público. En cuanto a Hontza, se les permite abrir en su horario normal tal y como se hacía con anterioridad a la crisis sanitaria e incluso jugar al fútbol. Pasar por emisora a todas las unidades».

En otras palabras. Que los magrebíes que residen en estos centros de acogida (pagados por vosotros que estáis confinados en casa) y en centros deportivos acondicionados temporalmente como tal, chantajearon al Director de la Policía Municipal y éste acepto su chantaje para «evitar un problema de orden público», tal y como ha denunciado el sindicato ELA. Y encima este no es su único privilegio, ya que pueden hacer uso de diferentes partes de las instalaciones (cuando el resto de ciudadanos no pueden ni bajar a su patio comunitario) e incluso salir y entrar en horario normal, como en el caso de Hontza.

Así mismo, por las palabras del Director de la Policía Municipal se entiende que considera que esos jóvenes ‘sin techo’ son personas violentas, ya que de otra manera no se entendería la escusa que puso para permitir que éstos magrebíes disfruten de unas instalaciones deportivas que debido al confinamiento por la crisis del coronavirus el resto de los ciudadanos no podrán tocar en mucho tiempo. Por cierto, ¿quién pagó el balón de fúbtol con el que echaron la ‘pachanga’? ¿También el contribuyente confinado en su casa?

Por otra parte, aunque en el fondo por la misma, los magrebíes que protagonizaron un motín en otro centro deportivo (en el Polideportivo de Txurdinaga) también chantajearon a los agentes que acudieron a evitar que se produjera el motín y a éstos se les permitieron cierto tipo de privilegios para que cesaran en su actitud violenta, como permitirles salir a la terraza de la cafetería para poder estar al aire libre y dejarles ir al estanco a comprar tabaco. Por cierto, ¿quién pagó el tabaco? ¿También el contribuyente recluido en su domicilio? Lo dicho, que en Euskadi hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Evidentemente, vosotros, queridos lectores de euskalnews.com, estáis en la segunda categoría.

Redacción de euskalnews.com

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!