POLÍTICA

El PP vasco propone un cheque fiscal de 3.000 euros para autónomos en dificultad

El PP vasco ha propuesto hoy un cheque fiscal de hasta 3.000 euros para autónomos en dificultades como medida complementaria a las anunciadas por el Gobierno vasco para paliar los efectos derivados de la crisis sanitaria en Euskadi. La presidenta de los ‘populares’ vascos, Amaya Fernández, ha anunciado a través de una nota de prensa que la propuesta forma parte de un paquete de medidas que su formación planteará al Ejecutivo de Iñigo Urkullu tras haber realizado un análisis detallado de las líneas anunciadas por el Gobierno vasco en los últimos días. “Nos parecen acertadas muchas de las medidas presentadas y apoyaremos al Gobierno vasco, pero estamos en la obligación de aportar para tratar de mejorarlas”, ha añadido.

El objetivo de la medida, apuntan desde el PP vasco, es generar “una inyección de liquidez de carácter inmediato a todos aquellos autónomos que han visto suspendida o afectada su actividad debido al Covid-19”. La propuesta, ha insistido Fernández, se justifica desde dos perspectivas. En primer lugar, “los autónomos son el colectivo empresarial que más directamente sufre la situación actual”. Y en segundo lugar, “las ayudas ofrecidas por el gobierno de España y por el Gobierno vasco tienen una vigencia limitada y un plazo temporal de recepción desconocido, además de ser complejas desde una perspectiva burocrática”.

En cuanto a la duración, los ‘populares’ han señalado que el cheque fiscal sería aplicable únicamente al presente ejercicio y su cuantía alcanzaría hasta los 3.000 euros, “en función de la tipología del contribuyente”. El PP vasco ha matizado que su planteamiento establece que para optar al cheque los autónomos deberán formar parte del programa de prestación extraordinaria para autónomos afectados por el Covid-19, del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones o del programa específico para autónomos de Lanbide (Gobierno vasco).

Ventanilla Única del Autónomo

El PP vasco ha demandado implementar la colaboración entre el Gobierno de España y el Gobierno vasco a través de un servicio de «Ventanilla Única del Autónomo», de tipo telefónico y online, que permita solucionar consultas y que agilice los trámites burocráticos para la presentación de documentación dadas las restricciones de movimiento.

Teniendo en cuenta la capacidad fiscal y normativa de las Juntas Generales, ha añadido la formación, “los autónomos que se hayan visto afectados por el Covid19 podrían beneficiarse de nuevas bonificaciones de la cuota íntegra del impuesto sobre los bienes inmuebles (IBI) y/o del Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), para lo cual se puede armonizar una modificación de las normas forales del IBI y del IAE de los tres territorios”. “La medida siempre estaría condicionada al mantenimiento del promedio de la plantilla de trabajadores durante el periodo impositivo”, ha expuesto Fernández.

Propuestas por territorios

Desde el PP vasco han desglosado asimismo el conjunto de medidas cuya aplicación proponen en los diferentes territorios históricos atendiendo a su realidad y particularidades. De este modo, lo anunciado se une a la propuesta del PP de Álava de un Plan Especial para Autónomos que incluye la exoneración del pago de la cuota en el régimen RETA de la Seguridad Social por dos meses o por el tiempo que duren las limitaciones de apertura o al desarrollo de la actividad, un sistema de microcréditos de hasta un máximo de 20.000 euros con interés 0% para gasto corriente o circulante, la gestión de un Plan con las entidades bancarias para la moratoria o establecimiento de periodos de carencia para créditos y el pago de alquileres a través de bonificaciones a los propietarios.

Audio de Amaya Fernández (PP).

Para Vitoria-Gasteiz, el partido ha propuesto un paquete de ayudas económicas de liquidez directa a tiendas, bares, restaurantes, servicios personales, pymes y autónomos. También ampliar la dotación económica de las ayudas que el Ayuntamiento acaba de aprobar para consolidación de negocios, apoyo de la actividad de empresas, estabilidad en el empleo y emprendedores; la creación de una nueva línea de ayudas compensatorias para reducir el IBI a comercios, hostelería, servicios personales, pymes, autónomos y hoteles; una nueva línea de ayudas compensatorias para reducir el IAE a empresas que hayan reducido su facturación más de un 50% en los dos primeros semestres del año 2020 en comparación con los mismos meses de 2019; o la eliminación de la tasa de veladores a bares por el tiempo en el que han estado cerrados.

Del mismo modo, ha instado a ampliar ampliar el plazo de solicitud para pedir la tarifa plana de pago de impuestos y tasas en la capital alavesa; una rebaja en el pago del alquiler de locales en los Centros de empresas municipales los meses de marzo, abril y mayo; aumentar la dotación económica destinada al Plan Industrial; pagar a las empresas proveedoras de las actividades aun cuando estas empresas no hayan podido realizar la actividad debido a la alerta sanitaria; un paquete de ayudas económicas extraordinarias directas para empresas de turismo, eventos y hoteles en colaboración con otras instituciones o la creación de un Fondo económico de reserva para amortiguar futuras consecuencias del Covid-19 en el tejido comercial, hostelero y de pequeñas empresas.

Audio de Amaya Fernández (PP).

En cuanto a Bilbao, desde el PP han propuesto suspender el pago de las tasas reguladas en la Ordenanza Fiscal Reguladora de las Tasas por la Utilización Privativa y Aprovechamiento Especial del Dominio Público Municipal; la habilitación de una Oficina de Asesoramiento al Pequeño Comercio; garantizar o facilitar que ninguna empresa subcontratada por el Ayuntamiento que desempeñe un servicio continuo se vea obligada a llevar a cabo un ERTE a consecuencia del parón generado por la actual crisis sanitaria; o una partida presupuestaria específica para elaborar un Plan de ayudas directas al pequeño comercio, la hostelería, autónomos y pymes dirigido a compensar la reducción de la facturación de estas en este ejercicio 2020 en comparación con el ejercicio anterior.

En Donosti, los ‘populares’ han destacado la necesidad de implementar ayudas directas a los pequeños comercios locales; impulsar la compensación de pérdidas en función de facturación durante el mismo periodo en los últimos tres años; promover una campaña de comunicación para atraer al cliente francés; o crear una plataforma conjunta de venta online para facilitar el comercio electrónico de productos de comercios locales. Dado que los autónomos van a ser los principales perjudicados por esta crisis, la formación plantea que en San Sebastián se condonen todos los impuestos municipales desde el inicio del Estado de alarma hasta tres meses después de la supresión del estado de alarma; o establecer una Oficina municipal para orientarles y acompañarles en la etapa postcrisis sanitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!