EUSKADI

Detenido un magrebí por robar dos móviles y reventar el escaparate de un comercio del Casco Viejo de Bilbao

Agentes de la Ertzaintza han detenido, esta madrugada en la capital vizcaína, a un varón de 20 años de edad bajo la acusación de un delito de robo con fuerza. El sospechoso, presuntamente, habría roto el cristal del escaparate de un comercio de productos de segunda mano y se habría llevado dos teléfonos de alta gama, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza que depende del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, el mismo que oculta la nacionalidad del detenido. Sin embargo, euskalnews.com puede confirmar que el detenido es un jóven de origen magrebí y que además resulta ser uno de ésos jóvenes ‘sin techo’ que han sido expulsados de los polideportivos bilbainos en los que residían durante el periodo de confinamiento y a los que se les ha dejado en libertad vagando por Bilbao sin control.

Pasadas las tres y cuarto de esta pasada madrugada, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, quien daba cuenta de que un individuo –cuya descripción facilitaba- estaba golpeando el escaparate de un comercio de productos de segunda mano, en la calle La Cruz, en el Casco Viejo, probablemente con intención de robar.

De inmediato, una patrulla de la Ertzaintza se dirigía al lugar, entrando en el Casco Viejo por la calle La Torre, de manera que veían que por ella se acercaba un varón cuya descripción coincidía con la del presunto ladrón. Al ver a la patrulla, el sospechoso echaba a correr hacia la calle Tendería, donde era interceptado poco después.

En un registro preventivo, los agentes encontraban en su poder dos teléfonos de alta gama de la marca Samsung que llevaban un sello del comercio asaltado. Mientras esto ocurría, otra patrulla, que se había acercado al propio comercio, informaba de que el cristal del escaparate presentaba tres agujeros de buen tamaño. Poco después, los agentes averiguaban que el presunto ladrón había utilizado una arqueta para provocar la fractura del escaparate, y que luego la había tirado en un contenedor.

Por todo esto, los ertzainas procedían a la detención del sospechoso bajo la acusación de un delito de robo con fuerza y lo trasladaban a dependencias policiales, donde era identificado como un varón de 20 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!