EUSKADI

Un delincuente reincidente detenido en Sestao por amenazar a un hombre y a ertzainas: tenía cuchillos, porra extensible…

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la mañana de ayer en Sestao, a un varón de 51 años de edad bajo las acusaciones de amenazas con arma blanca y atentado contra agentes de la autoridad. El sospechoso, armado con varios cuchillos y otros elementos de agresión, se había personado en la vivienda de un particular, en la citada localidad, con quien mantiene rencillas personales desde tiempo atrás, y le había amenazado de muerte en repetidas ocasiones, al tiempo que aporreaba la puerta del piso. Tras su arresto, el varón era ingresado en un hospital psiquiátrico, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza.

Minutos antes de las siete de la mañana de ayer, jueves, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, quien daba cuenta de que un individuo, al que conoce y con quien mantiene una mala relación personal, se había personado en su casa y, armado con un cuchillo, le estaba amenazando de muerte y aporreando violentamente la puerta del piso.

Al instante, varias patrullas de la Ertzaintza se dirigían al lugar, de manera que en cuanto llegaba la primera el sospechoso, ante el requerimiento de los agentes para que depusiera su actitud, había arremetido agresivamente contra los agentes, aunque sin llegar a causar daño a ninguno. Con la llegada de otros agentes, la actitud del sospechoso, que había sido muy nerviosa y agresiva inicialmente, fue cambiando paulatinamente, al tiempo que los ertzainas intentaban convencerle de que depusiera esa actitud.

Así, tras más de treinta minutos de conversación con el hombre, los ertzainas conseguían que finalmente soltara los dos cuchillos que llevaba en las manos, e incluso tirase al suelo otra navaja más y una porra extensible que llevaba escondidas entre sus ropas, haciendo posible que los agentes lo controlaran sin enfrentamiento alguno.

Tras esto, y una vez identificado como un varón de 51 años de edad y con antecedentes policiales, los ertzainas le comunicaban que quedaba detenido bajo la acusación de los delitos de amenazas con arma blanca y atentado contra agentes de la autoridad, siendo acto seguido trasladado a dependencias policiales. Desde allí, y dado el comportamiento mostrado por el sospechoso durante el suceso, el caso era puesto en conocimiento de la autoridad médica quien, tras las oportunas gestiones, decretaba su ingreso en un hospital psiquiátrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!