MUNDO

Detienen en España a dos pederastas que están entre los más buscados y peligrosos del mundo

Según ha informado el digital EL CASO, la Policía Nacional ha de tenido dos peligrosos pederastas en Gandía (Valencia) y Gijón (Asturias) después de 2 años de investigación. Los dos figuraban en la lista de los más buscados a nivel internacional.

Dos años de investigación

Según ha informado la Dirección General de la Policía, las detenciones son el resultado de una investigación de casi dos años que empezó después de situar en España el escenario de unas imágenes donde se mostraban graves abusos sexuales a una niña de cinco años.

Una vez detenido uno de ellos, la Policía Nacional ha constatado su presunta participación en otros hechos similares con otras dos niñas de su círculo familiar. Además, el arresto ha permitido identificar a otro pederasta que actuaba como mentor y que según la policía «tenía un gran prestigio y reputación» en la comunidad pedófila.

Imágenes de abusos en la red oculta

La investigación empezó en el mes de mayo del año 2018, cuando la Policía de Australia publicó, a través de una base de datos mundial dependiente de la Interpol, varias fotografías descubiertas en la red Tor en las que se veían imágenes de abuso sexual a una menor.

Después de analizar las fotografías, los investigadores de la Unidad Central de Ciberdelincuencia establecieron que la menor podía estar en España, de manera que solicitaron la colaboración de los especialistas de la UFAM Central.

Las indagaciones realizadas por los agentes permitieron localizar el escenario de las imágenes en una localidad de Alicante, además pudieron identificar al presunto autor de los hechos y a la víctima, una niña de cinco años de su propia familia.

Detención en Gijón

Después de establecer un dispositivo en torno al investigado, los policías pudieron detener al presunto pederasta en Gijón. Durante el registro de su domicilio se constató su supuesta implicación en abusos sexuales a dos niñas más, también de su núcleo familiar próximo.

La investigación continuó y después de varias gestiones entre sus contactos, la Policía Nacional localizó a un individuo, que identificaba como su «mentor», y que había conocido en uno de los foros de la red oculta.

Los agentes comprobaron la peligrosidad del nuevo pedófilo implicado y constataron que estaba en busca y captura por parte de diferentes cuerpos policiales europeos. El hombre, además, «se vanagloriaba de haber abusado sexualmente de unas niñas que estaban a su cargo».

El segundo detenido

Los agentes comprobaron que se trataba de un hombre de 30 años y residente en Gandía (Valencia). Además se supo que el individuo se quedaba al cuidado de las hijas de su pareja, de ocho y once años, de manera que, ante la situación de grave riesgo real, se solicitó la diligencia de entrada y registro a su domicilio. Allí quedó acreditada la posesión de material pedófilo almacenado en una memoria USB con programas de encriptación, que aparentemente se encontraba vacía de contenido.

80.000 archivos con material pornográfico

También se encontró un contenedor oculto y encriptado de gran capacidad con más de 80.000 archivos de pornografía infantil, además de descubrir el programa utilizado para sustraer el material de abuso sexual infantil que había dado origen a la investigación y a un documento conocido como el «Manual del pedófilo«.

Posteriormente, y después de cerca de un año de investigación, se localizaron nuevas imágenes en las que el detenido abusaba de otra menor de edad. La Policía Nacional consiguió identificar a la niña, una menor de su entorno familiar, y descubrieron la existencia de fotografías de otras menores del entorno del presunto pedófilo y que denotaban una inequívoca obsesión hacia las niñas.

Su obsesión llegó al punto, según el relato de la Dirección General de la Policía, que el detenido seleccionó a la madre de las dos niñas como pareja -familia monoparental y desestructurada- ya que «le aseguraba estar a disposición de las menores durante mucho tiempo».

Finalmente, y después de su ingreso en prisión, se adoptaron las oportunas medidas de protección con respecto a las dos menores que se encontraban bajo su custodia, así como de la menor víctima de abuso sexual y de las otras dos menores de las cuales se descubrieron imágenes de carácter personal.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!