EUSKADI

Un bilbaino tan tranquilo dentro de su coche… y de repente un magrebí le abre la puerta para intentar robarle el móvil

Agentes de la Ertzaintza detenían, en la noche de ayer en Bilbao, a un varón de 44 años de edad acusado de un delito de robo con violencia. Presuntamente, el sospechoso habría intentado robar el teléfono móvil a la víctima cuando esta se hallaba en el interior de su coche, estacionado en la calle Hermanos Agirre, aunque no lo habría conseguido al resisitirse aquella, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza.

Se trata del mismo departamento de prensa (depende del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco) que oculta datos relevantes sobre el detenido, como puede ser su nacionalidad o si cuenta con antecedentes policiales. Sin embargo, la redacción de euskalnews.com ha recibido la información (a través de fuentes ajenas al departamento anteriormente mencionado) de que la persona detenida es de origen magrebí y que es un «habitual» de los robos de este tipo.

Pasadas las nueve y cuarto de la noche de ayer, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, quien daba cuenta de que estaba siguiendo al individuo que, momentos antes, había intentado robarle el teléfono móvil, y que se encontraba en la Plaza Pío X.

Instantes después, una patrulla de la Ertzaintza llegaba al lugar indicado y detectaba la presencia de dos varones que estaban forcejeando en medio de la calle. Tras poner orden en la situación, los agentes eran informados por uno de ellos que acababa de llamar para dar aviso del robo y que estaba siguiendo al presunto ladrón.

Así, les contaba a los agentes cómo poco antes se encontraba en el interior de su propio coche, que estaba estacionado en la calle Hermanos Agirre, manipulando su teléfono móvil, cuando el sospechoso había abierto repentinamente la puerta del mismo y le había intentado arrebatar el móvil de las manos, lo que no había conseguido porque él se había resistido. Ante la imposibilidad de conseguir su propósito, el supuesto ladrón había echado a correr hacia la citada Plaza Pío X y él lo había seguido.

Tras estas palabras, y después de realizar las oportunas comprobaciones, los ertzainas procedían a la detención del presunto ladrón, un varón de 44 años de edad, y a su traslado a dependencias policiales.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!