MUNDO

Desalojado un bloque de Mataró ‘okupado’ por unos 50 delincuentes magrebíes

Según ha informado Guillem RS para el digital El Caso, los Mossos d’Esquadra, la Policía Local y la Policía Nacional han desalojado este jueves el edificio de la calle Jaume I del barrio de Cerdanyola de Mataró, en Barcelona, donde vivía medio centenar de okupas, la mayoría de nacionalidad extranjera (tal como se puede apreciar en la siguiente fotografía, la mayoría de origen magrebí). El operativo policial se ha iniciado a primera hora de la mañana con efectivos de orden público ARRO de la policía catalana y efectivos de la brigada de extranjería de la Policía Nacional.

Fuente: El Caso.

La Policía Local ya notificó el lunes la necesidad de desalojar el edificio alegando problemas de seguridad y salubridad en el bloque, pero ante la actitud de los ocupas un juez de Barcelona ha autorizado la entrada en el inmueble este jueves a primera hora. Por la peligrosidad de los hombres que vivían en el piso, se ha decidido hacer el operativo con refuerzos policiales. Finalmente se ha podido hacer sin incidentes.

Un bloque foco de problemas

Según han explicado fuentes municipales, de las 37 viviendas de la promoción había 25 ocupados con un total de 45 personas. Algunos de estos ocupas tenían antecedentes por robos con fuerza, robos violentos y tráfico de drogas. En este sentido, el jefe de la Policía Local de Mataró, Mateo Sánchez, explica que el bloque era foco de problemas con vecinos, dando pie a «discusiones y peleas«.

ARRO Mossos Mataró
Imagen de los agentes del ARRO de los Mossos en el exterior del bloque|bloc desalojado de Mataró / ACN

«Si se hubiera ocupado cívicamente, no habría pasado nada, pero los vecinos no podían aguantar una ocupación con todos estos problemas», añade el presidente de la asociación de vecinos del barrio, Bangaly Toure, en declaraciones en la ACN.

Cinco de los okupas, detenidos por estar en España en situación irregular

Al menos cinco de los ocupas han pasado a disposición de la Policía Nacional por cuestiones de extranjería, pero el resto, a pesar de los antecedentes, han quedado en libertad.

A los que estaban empadronados en Mataró, ya el lunes el Ayuntamiento les ofreció una alternativa a través de Servicios Sociales, pero sólo tres familias se acogieron en un primer momento. Con respecto al bloque, ha quedado en manos de la Sareb, en que era la propietaria, y ha aceptado tapiar las entradas en los pisos.

Nuevos pisos para okupar

A pesar de la operación de hoy, los vecinos tienen miedo de que los ocupas que han sido desalojados del bloque vuelvan a ocupar otros pisos de la zona, de los muchos que están vacíos, y se vuelva a empezar con la rueda que ha generado graves problemas de seguridad las últimas semanas en Mataró y en otros municipios del Maresme.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!