POLÍTICA

Etxebarria considera que el Gobierno Vasco tiene «tics dictatoriales» y que «engaña a la población»

Vaya rostro que tiene Arantxa Tapia, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. Resulta que para la artífice de que el desplome de la economía vasca en el segundo trimestre haya sido incluso superior al sopapo económico que se ha llevado la economía española, la culpa de los supuestos rebrotes es de la sociedad vasca. No de ella, ni de la incompetencia de su colega Murga. Ni tampoco tiene nada que ver que se estén realizando una cantidad mucho mayor de PCRs que cuando se tenían que haber realizado y su gobierno, al igual que el de Pedro Sánchez y a diferencia de gobiernos de otros países más competentes, fue incapaz de hacerse con una buena cantidad de estos famosos y, supuestamente, super vitales tests. Pruebas muy críticadas por algunos, pero eso lo dejamos para otro día. La cosa es echar la culpa a la sociedad y así ha sido. Empezaron culpando a los jóvenes, después a los asintomáticos y ahora al conjunto de la sociedad.

Resulta que este lunes ha comparecido la consejera Tapia. Como siempre, con sus ya conocidos aires de superioridad ocultados por su intento de parecer una querida y adorable ‘Amatxu’. Nada más lejos de la realidad. La consejera, con su característico estilo ‘Señorita Rottenmeier’, ha llegado a afirmar que las «ansias» de recuperar la vieja normalidad «nos han llevado como sociedad a no comportarnos como requería la situación«. A juicio de Tapia, los vascos «hemos salido, disfrutado de la vida nocturna, vivido en grupos excesivamente grandes…». Teniendo en cuenta las restricciones que nos imponen, como ir con mascarilla hasta si estás solo en la punta del Anboto, es probable que los vascos no hayamos disfrutado tanto como cuando ella y su jefe Urkullu celebraron la enésima victoria electoral ‘jeltzale’ sin mascarilla, sin guardar la distancia de seguridad y agarrados de la mano, para tres días después imponer el uso obligatorio de mascarilla ‘everywhere’. Unas elecciones en las que cabe a destacar que la mitad de los vascos se quedó en casa.

Urkullu, Ortuzar, Tapia y companía celebrando la victoria sin mascarilla, sin guardar la distancia de seguridad y agarrados de la mano tres días antes de imponer el uso obligatorio de mascarilla.

A juicio de Tapia uno de los deberes que tenemos los vascos de cara a esta situación de emergencia sanitaria que ha entrado este lunes en vigor en Euskadi es asumir como deberíamos las restricciones que ellos imponen, algo que según Tapia «no se ha asumido como debería». Desconocemos los criterios sanitarios en los que se basan para imponer estas restricciones. Resulta que no conocemos a su equipo de expertos. Bueno, sí, el homólogo de Fernando Simón que se hizo famoso por escaparse a Castro cuando lo teníamos prohibido. Ya es uno más que el equipo de expertos del Gobierno de Pedro Sánchez, ya que el propio ministro Illa admitió que el equipo de expertos brillaba por su ausencia. Ah, no. Que Jon Sánchez dimitió. Nuevamente, a la par.

Y encima, lo ha hecho afirmando que una vez acabado el confinamiento los vascos «no entendimos que podíamos hacer lo mismo de antes, pero no de la misma manera. El virus sigue ahí, y ha aprovechado la ocasión» para, supuestamente y siempre a su juicio, ganarnos ventaja. Siguiendo con lo mismo, la consejera Tapia ha asegurado que se impondrá a la sociedad una nueva serie de restricciones que se concretarán este martes. Como adelanto, Tapia ha confirmado que el Gobierno Vasco restringirán los horarios, grupos de personas y formas de relacionarnos entre nosotros. Como siempre y al igual que su colega Murga, sin despeinarse. No descartamos que frecuenten la misma peluquería.

Queda claro que a este Gobierno Vasco se la ‘repanfinflan’ las libertades individuales. Es por ello por lo que Tapia quiere que nos relaciones «de forma más controlada», tal y como ha reiterado este mismo lunes. Sin embargo, a algunos vascos (no vamos a decir muchos, ya que los resultados electorales son los que son…) no nos dan igual y no estamos dispuestos a seguir tragando con todo lo que decidan echarnos encima. Más cuando no tienen comparación con los países de nuestro entorno y muchos de los argumentos que aportan para justificar estas restricciones tienen menos peso que Kate Moss en huelga de hambre. Algunos expertos como Jon Ander Etxebarria Garate, decano del Colegio de Biólogos de Euskadi se lo ha hecho saber plasmando su opinión en Facebook:

También hemos visto ‘tuiteros’ que han mostrado su indignación ante el lavado de manos de la consejera. Os dejamos con una pequeña recopilación y os animamos a que plasméis vuestra opinión en la sección de comentarios que aparecerá tras los siguientes ‘tuits’:

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!