MUNDO

Así vivía Hamza, el Mosso d’Esquadra marroquí detenido por narcotráfico: Varios negocios y una vida de lujo

Los Mossos d’Esquadra han detenido a un agente del cuerpo, de 31 años y destinado a la unidad de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Ciutat Vella, en Barcelona, por tráfico de drogas y blanqueo de capitales. Se trata de un vecino de L’Hospitalet de Llobregat que desde el año 2011 forma parte del cuerpo de la policía catalana.

Después de pasar a disposición judicial, ha quedado en libertad con cargos y ha sido suspendido de empleo y sueldo a la espera del juicio contra él. Sigue imputado por estos dos presuntos delitos.

Larga investigación policial

El detenido, de nombre Hamza, fue arrestado este martes después de una larga investigación que ha liderado la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos d’Esquadra. Fuentes de la policía catalana han explicado a ElCaso.com que hacía tiempo que los investigadores tenían la vista puesta en este joven agente del cuerpo.

Detenido Drogas Mossos
El ritmo de vida del agente detenido hizo encender las alarmas a sus compañeros: foto de él en un acto social

Nadie hablaba bien de él y su ritmo de vida, muy por encima de las posibilidades de un policía de seguridad ciudadana, pusieron en alerta a sus compañeros y también a los investigadores. Finalmente ha caído. La noticia ha corrido como la pólvora entre los agentes, que hacía tiempo que esperaban que sus compañeros reunieran las pruebas de lo que todo el mundo imaginaba.

Policía desde 2011

La DIC hacía tiempo que lo seguía. Sus negocios, sus coches y su relación con un entramado de presuntos narcotraficantes ubicados en L’Hospitalet de Llobregat y de nacionalidad marroquí -él es de origen marroquí- hicieron saltar las alarmas.

El policía arrestado es de origen marroquí y con nacionalidad española, que es uno de los requisitos que se piden, entre otras cosas, para entrar a formar parte de los Mossos d’Esquadra. El año 2011 consiguió acceder al Instituto de Seguridad Pública de Catalunya (ISPC) y después de superar las pruebas, consiguió entrar a formar parte en el cuerpo.

Ha estado en L’Hospitalet y en Ciutat Vella

Ha pasado por la comisaría de L’Hospitalet y también por la de Ciutat Vella, donde estaba destinado hasta el martes, cuando fue arrestado. En L’Hospitalet, según ha podido saber este medio, ya tuvo problemas por, presuntamente, haber facilitado información sobre operativos policiales a grupos de barrios concretos de esta ciudad.

Durante seis meses dejó el cuerpo para embarcarse en otros negocios, como un local de ocio nocturno y dos restaurantes, pero después volvió a ingresar en la policía catalana.

Tráfico de drogas y blanqueo de capitales

El caso que ahora se ha explotado es una investigación larga por parte de la División de Investigación Criminal de los Mossos y no sólo está implicado él.

El agente está imputado por un delito contra la salud pública por tráfico de drogas y también blanqueo de capitales. Los investigadores creen que este agente, de 31 años, blanqueaba parte del dinero que grupos de narcotraficantes ganaban de la venta de la droga a la zona de L’Hospitalet y Barcelona.

Detención Mossos d'Esquadra / ACN
Imagen de archivo de una detención en la zona de la comisaría de Ciutat Vella, en Barcelona / ACN

La investigación la han hecho agentes del Área de Investigación Criminal de la región policial Metro Sud y bajo la batuta de un juzgado de Badalona. Además de la detención, también se ha confiscado dinero y algunos vehículos de alta gama.

Investigan más delitos del mosso-narco

No se descarta que esté imputado por más delitos o que la investigación lo pueda relacionar con más hechos ilegales, pero la policía catalana se ha cerrado en banda y asegura que el caso está bajo secreto de actuaciones y no ha querido dar detalles de la investigación.

Fuentes no oficiales de la policía catalana aseguran que el entramado en el cual participaba el detenido se dedica, siempre presuntamente y a falta que se pueda probar en un juicio, al tráfico de drogas y también al robo de drogas a otros grupos, lo que se conoce en la jerga policial como ‘vuelcos‘.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!