EUSKADI

El operativo de búsqueda de Joaquín Beltrán entra en la ‘zona caliente’ del vertedero de Zaldibar

La zona B1-A y B4-S son áreas de búsqueda prioritaria en las que hay que extraer, revisar y comprobar más de 100.000 metros cúbicos de tierra y residuos

A primera hora de esta mañana ha comenzado la nueva fase del operativo de búsqueda de Joaquín Beltrán centrada, ya, en la retirada y examen de la tierra y residuos que se van retirando de la denominada “zona caliente”, el lugar dónde Joaquín Beltrán fue visto por última vez.

El dispositivo, diseñado conjuntamente entre los departamentos de Seguridad y de Desarrollo Económico, sostenible y Medio Ambiente, y presentado por sus máximos responsable, Josu Erkoreka y Arantxa Tapia, ha llegado a la zona B1-A. Se trata de una zona considerada prioritaria en la que está previsto extraer y comprobar 15.000 metros cúbicos de materiales y residuos. La duración de los trabajos se calcula que será de dos o tres semanas, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

Si los trabajos en la B1-A no dan resultados, el dispositivo continuará con la búsqueda prioritaria en la zona B4-S, en la que se considera que hay, también, una alta probabilidad de encontrar a Joaquín Beltrán. En este espacio hay que examinar 80.000 metros cúbicos de tierra y escombro. Se estima que este trabajo se podría prolongarse hasta final de año.

EFECTIVOS DE BÚSQUEDA

En esta búsqueda participan efectivos tanto de Emergencias como de la Ertzaintza. Trabaja desplazado, permanente y diariamente, 1 técnico de intervención de SOS-DEIAK que se encarga de coordinar el operativo.

El material que se va extrayendo, revisando y desalojando lo analizan minuciosamente entre 15 y 20 agentes de la “Brigada Móvil” de la Ertzaintza con el apoyo técnico de la “Oficina Central de Inteligencia”.

En el caso de encontrar cualquier indicio, se ha dispuesto un estricto protocolo de actuación inmediata que implica la movilización de la “Unidad de Policía Científica” de la Ertzaintza. También del “Grupo de Medio Ambiente” que trabaja como policía judicial cumpliendo los requerimientos de los tribunales.

NoAdemás, se ha instalado una caseta prefabricada en la que depositaríamos los restos que encontremos para practicar la prueba científica o forense que sea necesaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!