MUNDO

Un grupo de científicos propone posponer la Navidad hasta verano: VA A SER QUE NO… Y LO SABES

Seguimos para bingo con las estupideces relacionadas con el virus chino. Un grupo de científicos británicos ha planteado la opción de posponer hasta el verano las celebraciones familiares de Navidad, incluso creando un documento que lo estudia, para evitar lo de siempre: una supuesta potencial transmisión del dichoso virus chino.

Esta afirmación no viene de los numerosos científicos televisivos que nos dan lecciones a diario a través de la caja tonta, sino que en realidad se trata de un equipo científicos del gobierno británico que ha presentado esta opción de posponer las celebraciones familiares de Navidad hasta el verano. De hecho, incluso el Grupo Asesor Científico para Emergencias ha incluido esta opción en un documento oficial que trata sobre estrategias positivas para mantener el control de las infecciones. Teniendo en cuenta el éxito que han tenido estrategias hasta ahora, pasapalabra.

Con recomendaciones para supuestamente contener la propagación del ‘chinavirus’, el texto incluye varias alternativas para disminuir los riesgos de contagiarse y, en el éstos científicos que tienen el rostro bien grande nos aseguran que uno de sus objetivos es reducir el impacto que tiene para la salud mental de los ciudadanos las restricciones impuestas al país. Sí, con toda su cara. Al mismo tiempo que proponen más y más restricciones, como incluso quitarnos la Navidad, tienen la cara de decir que están proponiendo alternativas para que sus restricciones no nos impacten tanto en la salud mental. La alternativa es… imponer la restricción y que esperes a celebrar la Navidad… en Julio en la playa. Hay que tener el rostro bien duro.

El documento añade más condescendencia (nos tratan como si fuesemos niños de parbulario) advirtiéndonos de que debemos evitar el contacto físico a la hora de saludar y cambiar los abrazos por «un gesto de la mano sobre el corazón». Que saluden ellos como les de la gana. Nosotros lo haremos como Dios manda.

Asimismo, otro estúpido documento sugiere dar a los jóvenes incentivos para facilitar que sigan las restricciones, como facilitar datos gratis para el móvil o bien servicios de videojuegos gratuitos. Y es que muchos de los jóvenes británicos entre 18 y 29 años no cumplen sus incomprensibles restricciones. Vamos, que quieren comprar a los jóvenes con regalos comprados con dinero público.

El simple hecho de pensar que un joven va a agachar la cabeza mientras le quitan toda su libertad sin justificación alguna a cambio de unos videojuegos o más gigas, debería ser denunciable. Sin embargo, con mucha tristeza decimos, que es así. La mayoría de la juventud (y los no tan jóvenes), agacharán la cabeza y seguirán instrucciones como borregos. Eso sí, no se quedarán sin gigas y les puede salir más barato el nuevo Call of Duty. Nosotros, por si acaso, vamos comprando langostinos.

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!