MUNDO VÍDEOS

Vista aérea de las macrofiestas de Nochevieja que se pegaron ayer en Wuhan y el resto de China: ¿Cuál es la Dictadura totalitaria?

Si en agosto eran macrofiestas sin mascarilla en parques acuáticos (todavía había incrédulos que no se lo creían a pesar de que saliera en todos los telediarios del MSM), los chinos han celebrado Nochevieja con macrofiestas multitudinarias por todas partes. Sin embargo, aquí las imágenes de la despedida al año 2020 y la bienvenida al 2021 son desoladoras y no tienen nada que ver con lo vivido hace un año. Plazas, calles, lugares emblemáticos de todo el planeta casi vacíos, si acaso alguna persona corriendo para casa con el objetivo de no ser propuesto para sanción de manera ilegal.

En cambio, tal como hemos mencionado y demostraremos gráficamente más abajo, en Wuhan ‘se lo han pasao pipa’. ¿Incrédulos?Ahí va el pimer vídeo, aunque hay miles:

Miles de personas salieron a la calle en la madrugada del 31 de diciembre al 1 de enero en Wuhan para despedir el año, pudiéndose ver estampas de aglomeraciones, gente sin mantener ningún tipo de distancia de seguridad, incluso con mascarillas bajadas o directamente sin ellas. ¡Qué gozada! Pero: ¿No huele algo raro? ¿Por qué están tan bien y nosotros supuestamente tan mal?

Las imágenes de anoche 31 de diciembre de Wuhan, símbolo del coronavirus, están dando la vuelta al mundo. Los parques del céntrico barrio de Hankou, alrededor de la ribera del río Yangtsé, estaban repletos de ciudadanos. Y es que las fiestas, las discotecas y las reuniones no estaban prohibidas. Pero: ¿No era China el régimen dictatorial? ¿No será que los totalitarios son nuestros gobernantes en Occidente?

Resulta que el barrio de Luxiang, donde hay facultades de estudiantes, fue uno de los que reunió a más personas. La sala Vox, de las más conocidas, se llenó con más de 300 personas, algunos con mascarillas y otros sin ella. La mascarilla no es obligatoria, y el que la lleva es solamente por precaución, pero como debería ser normal, está en su derecho de respirar libremente si así lo desea.

Sin embargo, en la Europa que nos venden, supuesta cuna de los derechos fundamentales, los ciudadanos vemos como día a día vamos perdiendo libertades por las incomprensibles restricciones impuestas por políticos sin formación ni experiencia alguna en virología ni nada similar. En otras palabras:

¿Nos están tomando el pelo?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!