MUNDO

Kansas revoca la obligatoriedad de la mascarilla y le dice NO a su gobernadora, la demócrata totalitaria Laura Kelly

Otro más. Ya son casi la veintena. Resulta que los legisladores de Kansas, en su mayoría republicanos, votaron esta semana para derogar la obligación estatal de uso de mascarillas impuesta por su gobernadora demócrata Laura Kelly, convirtiéndose de este modo en el último de 19 estados en negarse a extender o volver a imponer los requisitos para usar cubiertas faciales, según informa BLes.

La legislatura del estado de Kansas recientemente aprobó una ley que permite a un comité de Coordinación Legislativa, revocar órdenes ejecutivas que no se consideren apropiadas para el bien común. Haciendo uso de esta nueva herramienta legal, el comité revocó la nueva orden impuesta por la gobernadora Kelly a través de la cual extendía los protocolos de obligación de cobertura facial. 

“No hay un pico preocupante hoy, y no hay circunstancias que justifiquen las continuas imposiciones… del mandato de máscara estatal extralimitado de la gobernadora”, dijo el presidente de la Cámara de Representantes del estado, Blaine Finch, un republicano, según el medio local Topeka Capital-Journal.

Por su lado, el presidente Biden pidió el lunes a las autoridades locales que mantengan las obligaciones de uso de tapabocas. “Reitero mi llamado a todos los gobernadores, alcaldes y líderes locales para que mantengan y restablezcan el mandato de las máscaras”, dijo Biden.

Kelly y otros demócratas defensores de las políticas erráticas para enfrentar el virus PCCh, en línea con su líder político, han criticado la revocación de los legisladores republicanos de Kansas sin otorgar mayores argumentos.

Con la decisión del Consejo, Kansas se une a la extensa lista de estados que revocaron o nunca impusieron legislaciones que obligan a sus ciudadanos a utilizar tapabocas. Paralelamente, los gobernadores de Wyoming, Mississippi, Texas, Alaska y Montana anunciaron esta semana que no volverían a imponer los mandatos de máscaras a pesar de las emocionales súplicas de la Casa Blanca.

Esta misma semana, la Corte Suprema de Wisconsin anuló la obligatoriedad estatal de uso de mascarillas impuesta por el gobernador demócrata Tony Evers, en un fallo de 4-3. 

Luego de que el Evers impusiera la obligación de que todos los hombres y mujeres del estado utilicen tapabocas, las denuncias por exceso de autoridad llegaron a la Corte Suprema quien objetó la posición legal gobernador argumentando que “La cuestión en este caso no es si el gobernador actuó sabiamente; es si actuó legalmente. Concluimos que no”, escribió el juez Brian Hagedorn en su fallo. 

Cada vez son más los estados que deciden oponerse a las presiones demócratas e izquierdistas de obligar a sus ciudadanos a utilizar tapabocas, cerrar sus negocios y  reunirse con familia y amigos, argumentando “cuidar la salud de sus ciudadanos”.

Uno de los gobernadores pioneros en revelarse a las medidas fue Greg Abbott, gobernador de Texas, quien a comienzos de marzo levantó el mandato de tapabocas en su estado y habilitó plenamente la actividad económica. Pasaron tres semanas de la decisión del gobernador y los casos de contagio llegaron a un mínimo histórico.

Today the 7-day Covid positivity rate dropped to a new recorded low: 4.95%

Hospitalizations dropped to a 6 month low

This week we have 1 million 1st vaccines available

Everyone now qualifies for a shot. They are highly recommended to prevent getting Covid but always voluntary

— Greg Abbott (@GregAbbott_TX) March 28, 2021

Ya son casi 20 los estados libres de mandatos faciales, donde sus ciudadanos estarán liberados del uso obligatorio de tapabocas y podrán hacerlo bajo su propio deseo, intención y responsabilidad.

error: Content is protected !!