EUSKADI

La Ertzaintza y las policías locales se ceban con los vascos durante la Semana Santa: ¡Ya van 2.335 multas ilegales en pocos días!

Más mentiras made in Euskadi. Resulta que la semana pasada conocimos que las Unidades de Tráfico de la Ertzaintza, en colaboración con las patrullas de Protección Ciudadana de las diferentes demarcaciones y con las diversas Policías Locales, realizarían controles durante toda la Semana Santa para velar por el cumplimiento de las restricciones (para molestar, mejor dicho) de movilidad establecidas por el totalitario desGobierno Vasco del incompetente Urkullusolini.

Pues sí, tal y cómo sospechamos en su momento, lo han conseguido: se han pasado veinte pueblos. Todo ello, bajo orden de un Gobierno Vasco abonado al totalitarismo que obliga a la Ertzaintza a intensificar la vigilancia y los controles en las carreteras de Euskadi para no solo molestar a los vascos, sino hacer cumplir la restricción ilegal (el confinamiento perimetral es inconstitucional a juicio de los juristas, hasta de los más covidianos) de entrada y salida de personas en Euskadi.

Un total de 2.335 denuncias es el balance de infracciones registradas en Euskadi por la Ertzaintza y las policías locales desde el pasado miércoles, víspera de Semana Santa, hasta ayer, lunes, por infringir las incomprensibles e ilegales restricciones por las que algún día tendrán que responder. De ese total, la mayoría, concretamente 1.418, corresponden a incumplimientos de la limitación de la libertad de circulación y grupos máximos (según ellos hasta 4 personas). Nuevamente, mienten: esa restricción de grupos de 4 personas es ilegal no solo en Estado de Alarma, sino que también en los estados de Sitio y Excepción.

Durante el mencionado periodo vacacional de Semana Santa, la Ertzaintza y las policías locales han vuelto a realizar controles para tratar de evitar desplazamientos indebidos, y velar por el cumplimiento de las normas sanitarias vigentes. Fruto de esos dispositivos de vigilancia son 2.335 las denuncias cursadas desde el miércoles 31 de marzo hasta el lunes 5 de abril. La mayor parte -1.418-  se refieren a incumplimientos a la  limitación de movilidad o a la restricción de agrupamientos sociales a un máximo de cuatro personas.

De esa cifra,  un total de 831 denuncias han sido formuladas por no respetar las normas de circulación en horario nocturno, 447 por no respetar la limitación de grupos máximos de cuatro personas en espacios públicos y privados, y otros 95 por no respetar las entradas y salidas de personas de la Comunidad. Mienten nuevamente, ya que todos los demás desplazamientos también están permitidos. Si quieren que no lo estén, que aprueben el Estado de Sitio o el Estado de Excepción. De lo contrario, que dejen de mentir que ya no cuela (al menos para los lectores de este medio, los que evidentemente tenéis los ojos bien abiertos).

Las infracciones por no usar la mascarilla o hacerlo de forma inadecuada suman 485 en conjunto. Aquí si que nos gustaría destacar que hay que ser ruin (va por vosotros, agentes de policía abonados al totalitarismo covidiano) para multar (es una propuesta de sanción de la que nos descojonamos, pero el hecho está ahí) a una persona por querer respirar sin mascarilla en la vía pública. Al margen de ser absolutamente ridículo, por supuesto.

Otro capítulo de denuncias es el  referido al consumo de alcohol en la vía pública que se salda con 227 actas de denuncia. El resto del balance se reparte en cifras menores por otros conceptos como no mantener la distancia física de al menos un metro y medio en hostelería, restauración y actividad física, o por fumar en espacio público sin respetar la distancia de dos metros entre personas, además de otros motivos como el incumplimiento de horario en establecimientos de hostelería y restauración.

Por territorios, la acción conjunta de la Ertzaintza y las policías locales se desglosa así: 471 denuncias en Araba, 1.254 en Bizkaia, y 610 en Gipuzkoa.

Para finalizar nos gustaría mandar un mensaje a aquellos policías (no todos, por supuesto) que se sienten orgullosos por hacer lo que están haciendo, que no es otra cosa que colaborar y poner su granito de arena para cargarse totalmente al país. El mensaje va a ser claro: mientras en este periódico nos hemos llegado a pegar por defenderos (lo dejamos de hacer hace casi un año, cuando vimos que no os lo merecíais) frente a ataques de gente a la que no le gustáis o frente a una decisión del Gobierno Vasco que potencialmente os perjudicar, otros iban a por vosotros de manera interesada.

¿Sabéis quién os va a defender a partir de ahora? NADIE. NO OS LO MERECÉIS.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!