EUSKADI

Otro robo en Donostia mientras a los aficionados de la Real no se les deja celebrar: ¿Es el toque de queda un privilegio para los delincuentes?

Agentes de la Ertzaintza detuvieron la pasada noche a un varón de 22 años y con numerosos antecedentes (el poco trasparente Servicio de Prensa de la Ertzaintza oculta más datos relevantes sobre el arrestado y el suceso) acusado de intentar robar en el interior de una tienda del casco viejo de la capital gipuzkoarra. El reguero de sangre que provocó un corte en una de sus manos permitió localizar al presunto ladrón en una pensión.

Mientras los aficionados txuri-urdines no pudieron celebrar la victoria en la final de la Copa del Rey como Dios manda por las incomprensibles medidas restrictivas dignas de épocas de guerra, los delincuentes siguen campando a sus anchas durante el toque de queda, cual es un chollo para ellos. Y es que, resulta que el intento de robo se perpetró a las once menos diez de la noche de ayer, domingo, cuando un vecino alertó a la Ertzaintza de un posible robo en una tienda del casco viejo de Donostia-San Sebastián. Una patrulla se trasladó al lugar y comprobó que la cristalera del local se encontraba fracturada y había un reguero de sangre en el suelo. Al parecer, el presunto ladrón no pudo entrar en el interior al impedírselo una cámara frigorífica del establecimiento.

La patrulla decidió seguir las manchas de sangre que se adentraban en un portal del vecindario. Los restos de sangre condujeron a los agentes hasta una pensión donde tras hablar con el responsable accedieron al establecimiento hostelero. Mientras le explicaban lo sucedido, un individuo, que presentaba un profundo y reciente corte en una mano salió de la ducha.

Ante la posibilidad de que el huésped fuera el presunto autor del intento de robo procedieron a su identificación y posterior arresto, al no dar una explicación convincente sobre los motivos de su herida y caer en diversas contradicciones.

El arrestado, de 22 años de edad y con antecedentes policiales fue trasladado a dependencias de la Ertzaintza para realizar las correspondientes diligencias. Una vez finalizadas será puesto a disposición judicial en las próximas horas.    

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!