MUNDO

Problemas para Biden: Varios estados «libres» desafían el uso obligatorio de la mascarilla que tanto desea

Alegando un descensos en los contagios y defendiendo la libertad individual de los ciudadanos, el gobernador de Alaska se sumó este miércoles a la medida que ya había tomado a inicios de mes su homólogo de Texas. Varios gobernadores de EE. UU. se han pronunciado contra el pedido de restablecer el uso obligatorio de mascarilla; alegan haber registrado descensos de contagios y mantienen su posición de defensa de la libertad individual de los ciudadanos, según informa BLes.

Un mensaje de rechazo fue enviado por el gobernador de Alaska, Mike Dunleavy luego de que el presidente Joe Biden instara a los funcionarios a retomar la medida. Pero Alaska no es el único, el gobernador de Texas, Greg Abbott, levantó el mandato el pasado 10 de marzo. Además afirmó que la mayoría de empresas podían abrir a plena capacidad.

Como garantía de esta medida, el gobernador indicó que si las hospitalizaciones por COVID-19 —en cualquiera de las 22 regiones hospitalarias de Texas— superaban el 15 % de la capacidad durante siete días seguidos, un juez del condado «puede usar estrategias de mitigación de COVID en su condado».

Pasaron tres semanas de esa decisión hasta que los casos de contagio llegaron a un mínimo histórico. Datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) mostraron que el promedio móvil de siete días de casos en Texas cayó al nivel más bajo desde mediados de junio, con 1900 nuevos casos en un día. El estado tenía un promedio de 3783 casos.

La orden de levantar el mandato de uso obligatorio de mascarilla ha generado polémica entre las autoridades de los estados. Sin embargo los argumentos de sus gobernadores se basarían en números y la información que proveen a los ciudadanos sobre el COVID-19. Aparte de Alaska y Texas, hay otros seis estados que siguen la misma línea.

El argumento de Iowa

La medida quedó levantada el pasado 7 de febrero. La gobernadora Kim Reynolds ha mantenido su postura desde el año pasado. En septiembre de 2020, una nota de Associated Press reseñaba que el argumento de Reynolds contra el mandato se reduce a tres puntos:

Mascarillas para respirar tipo N95 consideradas parte del equipamento protector personal (CC0 1.0 Universal/Public Domain Dedication)
  • No se puede hacer cumplir un requisito de máscara.
  • Otros factores son los responsables del aumento de casos de virus.
  • Las personas deben tener la libertad de tomar sus propias decisiones.

En febrero de este año, la gobernadora reiteró su idea. «Sabemos lo que tenemos que hacer y no se requiere un mandato del gobierno para hacerlo», dijo. «Antes de noviembre, Iowa no tenía un requisito de máscara, pero la mayoría de los habitantes de Iowa usaban máscaras, y estoy segura de que continuarán haciéndolo».

Las pautas de Arkansas

El gobernador hizo el anuncio este 31 de marzo luego de 8 meses de uso obligatorio de mascarilla. También informó que todos los residentes de Arkansas de 16 años o más ahora, son elegibles para recibir la vacuna COVID-19.

La decisión de levantar el mandato de la mascarilla se produjo después de que el gobernador, en consulta con el secretario José Romero del Departamento de Salud de Arkansas, determinara que Arkansas cumplió con las pautas establecidas el 26 de febrero, indicó una nota de prensa de la gobernación. Las empresas aún tienen derecho a exigir a los clientes que usen máscaras y el gobernador pidió que los ciudadanos respeten estos requisitos.

Las recomendaciones de Mississippi

En el estado eliminó el uso obligatorio de mascarilla a inicios de marzo de este año. Las mascarillas seguirán siendo necesarias cuando no sea posible el distanciamiento social.

Reeves alentó a los habitantes de Mississippi a seguir escuchando los consejos de los funcionarios de salud pública como el Dr. Thomas Dobbs, oficial de salud estatal, quien continúa recomendando que las personas usen mascarillas en público y eviten las reuniones sociales, reseñó Mississippi Today.

Las empresas en Montana

Confianza en los habitantes de Montana para proteger su propia salud. Este y otros argumentos dio el gobernador, Greg Gianforte, para anular la medida.

Gianforte adelantó la medida que pondría en práctica una vez que existieran protecciones de responsabilidad para empresas y proveedores de atención médica, y una vez que los residentes vulnerables de Montana comenzaran a recibir vacunas contra COVID-19.

El gobernador dijo en marzo que ambos requisitos se habían cumplido después de firmar una ley que protegería a las empresas de las demandas de clientes y empleados relacionadas con contraer el virus. Los condados de Gallatin, Lewis & Clark y Missoula mantienen pedidos locales de mascarillas.

Proyecto de ley en Dakota del Norte

El requisito estatal de mascarillas en público de Dakota del Norte fue impuesto por el gobernador Doug Burgum el 14 de noviembre y expiró el 18 de enero de 2021. Luego de eso, la Cámara de Representantes del estado aprobó un proyecto de ley para que su uso no sea impositivo.

El proyecto pasó al Senado que ahora deberá deliberar. Mientras tanto, el sitio web de la gobernación contiene una guía sobre las mascarillas faciales contra el COVID-19 que explica dónde comprarlas y ofrece una guía para padres sobre cómo educar a sus hijos para que la usen.

La postura de Dakota del Sur

Quienes no usan la mascarilla están tomando una «decisión personal» y merecen respeto. La afirmación pertenece a la gobernadora Kristi Noem.

A finales de 2020 ofreció una conferencia de prensa sobre el manejo los últimos tres meses de la pandemia. En el estado se registraban con casi 25 muertes por cada 100.000 personas, según datos del Proyecto de seguimiento COVID. “Algunos han dicho que mi negativa a exigir máscaras es una de las razones por las que nuestros casos están aumentando aquí en Dakota del Sur, y eso no es cierto”, dijo.

«En este punto, francamente, me preocupa más cómo los vecinos tratan a los vecinos», aseguró la gobernadora

El plan de vacunación en Wyoming

La decisión refleja la mejora continua de las métricas de salud del estado, según un comunicado de la autoridad estatal. Cifras oficiales indican que se han administrado casi 100.000 primeras dosis y el 19 % de los residentes del estado han recibido al menos una dosis de la vacuna.

Varios condados están entrando ahora en la llamada fase 1c, que incluye trabajadores de restaurantes, bares, gimnasios y teatros. El gobernador Mark Gordon instó a los habitantes de Wyoming a que se cubran la cara en los interiores de espacios públicos. Desde el 16 de marzo de este año, bares, restaurantes, teatros y gimnasios reanudaron sus operaciones normales.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!