MUNDO

El senador Cotton afirma que el régimen chino está interesado en el ADN de los atletas de los JJ.OO. de 2022

El senador republicano por Arkansas Tom Cotton, instó el martes al presidente Joe Biden a garantizar protecciones para los atletas estadounidenses que competirán en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 en China, advirtiendo sobre el posible intento del régimen comunista en recolectar el ADN de los atletas, entre otras preocupaciones, según adelanta Andrés Vacca en BLes e información que recogemos aquí, en euskalnews.com.

El senador detalló sus preocupaciones en una carta dirigida a Biden, a quien solicitó más información sobre cómo se preparará Estados Unidos para los juegos del próximo año en Beijing, argumentando que los Juegos Olímpicos 2022 plantean  “desafíos únicos para la seguridad y privacidad de los estadounidenses que asistan”, debido al historial del régimen comunista en extracción forzada de ADN con diversos oscuros propósitos.

La carta fue publicada en el sitio web oficial de Cotton, en la cual escribió que China “considera la recolección de ADN un objetivo vital para su aparato de inteligencia”, advirtiendo que los funcionarios deben estar al tanto de los posibles esfuerzos del régimen chino para obtener muestras de los atletas.

“En 2022, miles de atletas de clase mundial se reunirán para competir en China. Su ADN presentará un objetivo irresistible para el Partido Comunista Chino (PCCh)”, dijo Cotton. “Por lo tanto, deberíamos esperar que el gobierno chino intente recolectar muestras genéticas de atletas olímpicos en los Juegos, tal vez disfrazadas de pruebas de drogas ilegales o COVID-19”.

Cotton, hablando en el Senado el martes, pidió abiertamente a los Estados Unidos que boicotee los Juegos Olímpicos de Beijing a menos que se garantice la seguridad y privacidad de los atletas. 

“Si no se puede garantizar la seguridad y la privacidad de nuestros atletas, Estados Unidos debe adoptar un boicot total y completo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing”, se puede leer en su publicación de Twitter.

El senador republicano en su carta señaló el “sistema de vigilancia interno invasivo” del régimen chino como otro de los argumentos para estar alerta y también advirtió que los miembros olímpicos estadounidenses que asisten a los juegos de Beijing estarán “sujetos a detenciones arbitrarias en China, particularmente aquellos que se han pronunciado contra el régimen sobre una variedad de temas”.

Por su lado, el senador republicano de Florida, Rick Scott, advirtió que la NBC, quien estará a cargo de la transmisión del evento, debería exigir que el Comité Olímpico Internacional elimine los Juegos Olímpicos de 2022 de China por sus abusos contra los derechos humanos, especialmente por el trato que ha dado a su minoría musulmana uigur.

“Los propios informes de NBC han detallado los horrores que enfrentan los uigures en Xinjiang y el genocidio que está cometiendo el gobierno de la China comunista”, dijo el senador en un comunicado. “Sin embargo, esta red estadounidense sigue haciendo la vista gorda ante las atrocidades de la China comunista cuando se trata de permitir que Beijing sea la sede de los Juegos Olímpicos de 2022”.

La advertencia de Cotton no resulta un caso aislado, de hecho existe una presión cada vez mayor desde diversos sectores que utilizan la gran cantidad de denuncias por la ausencia de derechos humanos en China para argumentar que debería cambiarse de sede para los próximos JJ. OO. de invierno.

Atletas olímpicos. Velocistas de vallas.(Pixabay/Barni1)

“China merece nuestra condena. El Partido Comunista Chino ha incumplido su acuerdo de permitir el autogobierno de Hong Kong; ha reprimido brutalmente a manifestantes pacíficos y ha encarcelado a periodistas respetados”, escribió el senador republicano Mitt Romney en una nota de opinión publicada por el New York Timesa mediados de marzo.

En el artículo, Romney, llama a realizar un boicot económico y diplomático estadounidense para con los próximos Juegos de Invierno por la sumatoria comprobada de violaciones a los derechos humanos bajo el régimen chino.

Zumretay Arkin, portavoz del Congreso Mundial Uigur, junto a otros 160 grupos de derechos humanos enviaron una carta abierta el año pasado al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, solicitando que los próximos juegos olímpicos de invierno en Beijing fueran retirados de China.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!