MUNDO

El Dr. Reiner Fuellmich afirma que hay «pruebas científicas de que el COVID es un crimen contra la humanidad»

El Dr. Reiner Fuellmich, un abogado litigante conocido por haber demandado con éxito a grandes empresas como Volkswagen y Deutsche Bank juntó un grupo de expertos de diferentes áreas para llevar a la justicia a gobiernos, autoridades sanitarias, laboratorios, médicos y todos los involucrados en las medidas forzadas que se tomaron contra la pandemia – encierros, distanciamiento social, uso de máscaras, vacunación – y que causaron graves daños a millones de personas en todo el mundo.

Cual es el planteo del Dr. Reiner Fuellmich

El Dr. Fuellmich planea armar demandas colectivas principalmente enfocado en la destrucción de las pequeñas y medianas empresas que fueron las que más sufrieron con los encierros. Según el abogado, esto es parte de una agenda global, destruir la clase media que será reemplazada por las grandes corporaciones como Amazon.

De hecho, durante la pandemia las ganancias de corporaciones como Amazon se dispararon mientras que muchos dueños de negocios sufrieron grandes pérdidas o directamente quebraron. Según explicó en una entrevista con un periodista de Breitbart basado en Londres, realizar las demandas individualmente es imposible porque las cortes lamentablemente responden a los intereses de las corporaciones que son quienes finalmente dictan las reglas del juego.

En cambio, al plantear los daños materiales que cientos de miles de personas sufrieron por los encierros por ejemplo por un producto defectuoso, el mismo principio aplicaría para todo el mundo. Entonces, si una de estas demandas colectivas tiene éxito en alguna corte, se desencadenarían miles demandas en todo el mundo.

“Parte de la agenda es la destrucción de la clase media porque todas estas pequeñas empresas serán supuestamente tomadas por grandes corporaciones como Amazon”, dijo Fuellmich. “Mientras que todo el mundo está mirando en la dirección del corona, nadie ve lo que realmente está sucediendo o lo ven, pero no entienden por qué está sucediendo”.

En qué se basa la demanda o cuál es la prueba científica que lo motivó a iniciar este movimiento

Fuellmich explica que todos los gobiernos del mundo basaron sus decisiones de encerrar a la gente, de obligarlas a usar las máscaras y finalmente de vacunarlos, en los test PCR. Ahora el problema es que los test PCR inventados por un alemán de apellido Drosten no solo fueron diseñados cuando apenas habían pasados unos días desde que se descubrió el virus en Wuhan, China, sino que tampoco fue diseñado para diagnosticar una enfermedad, sino para amplificar material que de otro modo sería invisible al ojo humano.

Apenas Drosten anunció que tenía un test rápido para detectar el virus el 23 de enero de 2020, la OMS recomendó su uso y se utilizó como el estándar de oro para determinar si una persona está infectada o no. Para el abogado, el hecho de haber basado todas las medidas contra la pandemia en un ‘producto defectuoso’ como el PCR es realmente un engaño.

Según Fuellmich, los test PCR que se usan actualmente con una amplificación de entre 40 y 45 ciclos por sugerencia de Drosten que aparentemente ni siquiera es médico, cuando el estándar aceptable es 24, dan un 97% de falsos positivos. Es decir, cuando se amplifica tantas veces el material, el test siempre da positivo porque detecta cualquier material como virus.

Las vacunas serán utilizadas para controlar la población

El objetivo final de los encierros y las medidas tomadas contra la pandemia es vacunar a la gente con la promesa de volver a la normalidad, explica el abogado, y las vacunas son parte de la idea de reducir la población. Para Fuellmich esta no es una teoría conspirativa porque toda la información está en Internet, solo que los medios no la publican y las Big Tech lo censuran. Bill Gates es dueño de una firma global llamada GAVI o Gavi, la Alianza de Vacunas que por supuesto se encarga de investigar y desarrollar vacunas.

Fuellmich puso el ejemplo de India y África. Gavi envió ‘vacunas’ a estos países pero al final se dieron cuenta que no eran vacunas sino esterilizadores, es decir, fue una campaña para dejar estériles a las personas. India demandó a Gavi y los echaron del país. Es decir, el control de la población sigue siendo una ‘teoría conspirativa’ porque no hay medios ni gobiernos que estén activamente exponiendo este tema, pero la información y las pruebas están disponibles.

Qué sucede con la famosa ‘inmunidad’ que los gobiernos otorgan a los laboratorios

Según el abogado, no existe la inmunidad cuando los fabricantes de las vacunas hacen daño a las personas conscientemente es decir, sabiendo que estas vacunas experimentales, que Fuellmich les llama ‘terapia genética’ no son seguras, las han administrado a la gente.

Durante los juicios de Nuremberg contra los criminales de guerra Nazi, no solo se procesó a los militares, sino también a los médicos, que hicieron muchos experimentos con los judíos. Uno de los conceptos que surgieron como resultados de los juicios del Nuremberg fue el consentimiento.

“El consentimiento informado significa que una intervención médica sólo es legal si el paciente da su consentimiento y el consentimiento del paciente sólo es válido si está plenamente informado antes de que se produzca la intervención médica”, explica Fuellmich.

En este caso, las vacunas al no haber pasado por las pruebas clínicas, al no saber los efectos adversos, son altamente peligrosas y los gobiernos, médicos, y todas las personas involucradas en empujar la vacunación están violando el código de Nuremberg. Fuellmich se imagina un proceso similar a lo que ocurrió en Nuremberg, un jurado internacional que juzgará a todo este sistema corrupto por los crímenes contra la humanidad cometidos durante esta pandemia. “Para limpiar esto necesitaremos un juicio internacional contra todos los perpetradores”, afirmó el abogado.

El plan les salió mal

Para el abogado, esta pandemia y el sometimiento de la gente iba a realizarse en 2030. Pero la elite se puso codiciosa y adelantaron la fecha. Es por eso que están teniendo estos problemas como los efectos adversos de las vacunas, porque no estaba listo el plan en su totalidad. Con respecto a los efectos adversos, Fuellmich explica que lo que se reporta en el VAERs (reporte de efectos adversos de las vacunas) es solo el 1% de lo que realmente sucede, por lo que las muertes reportadas actualmente son exponencialmente mayores.

Los primeros litigios

Hubo ya tres casos en que demandaron a los gobiernos y los jueces dictaminaron a su favor: uno fue en Viena, otro en Lisboa y uno en Alemania. El juez en Alemania que después de escuchar a expertos por su lado, escribió una opinión muy recta, le saquearon su casa, su auto, su computadora por lo que el abogado ve que va a ser una pelea muy dura.

Para ganar estas demandas colectivas, considerando que los sistemas judiciales están llenos de jueces corruptos que fallan a favor de las grandes corporaciones o de los intereses globales, tienen que caer algunos de los principales actores. Fuellmich es optimista de que eso va a suceder porque está viendo ahora como varios legisladores están presionando para que despidan a Fauci, un funcionario de gobierno ciertamente corrupto.

El Dr. Reiner Fuellmich ve la pandemia como si fuera el juicio final

Al finalizar la entrevista y cuando las preguntas del periodista se acercaban más bien a si el abogado temía por su vida al exponerse tanto, Fuellmich dijo que no tenía miedo, que estaba protegido, aunque aclaró no ser una persona religiosa.

“Nunca pensé que diría algo así porque soy abogado, pero esto es realmente una lucha del bien contra el mal”, aseguró Fuellmich. Pero “no tengo otra opción, tengo una misión que cumplir. Y esto está destinado a suceder de esta manera”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!