MUNDO

Las insaciables Pfizer y Moderna solicitan la autorización para vacunar a bebés y niños pequeños

La empresa alemana BioNTech, desarrolladora de la vacuna Pfizer, solicitará la aprobación para aplicar este medicamento adaptado a los niños con edades entre los cinco y los 11 años, declaró el director médico Oezlem Tuereci.

“Ya estamos preparando la producción. La vacuna es la misma, pero con menos dosis altas, y hay que rellenar menos”, dijo Tuereci, de acuerdo con el medio alemán Der Spiegel del 10 de septiembre. 

Y agregó: “En las próximas semanas presentaremos a las autoridades de todo el mundo los resultados de nuestro estudio en niños de cinco a once años”, señalando que el procedimiento tomaría algunas semanas. 

Asimismo, esta farmacéutica multinacional espera solicitar en alrededor de tres meses otra aprobación, para extender la vacunación a los niños que se encuentren entre los 6 meses y los 2 años, informó Reuters. 

En este sentido también se expresó la empresa estadounidense de biotecnología, Moderna, al decir el 9 de septiembre que había completado un ensayo para probar su vacuna en niños de entre seis y once años.

Simultáneamente, está trabajando en otro estudio para la dosificación formulada destinada a bebés de tan solo seis meses.

Hasta ahora, en la mayoría de los países tan solo los mayores de 12 años tiene permitida la inoculación de las vacunas contra el virus chino, y se han presentado muchas advertencias sobre la extensión del tratamiento a los niños menores de esa edad.  

Un niño recibe la vacuna contra el COVID, 24 de mayo de 2021. (Toma de pantalla: YouTube/Fairfax County Government).

Por su parte, el Consejo Nacional de Ética de Francia (CCNE por sus siglas en francés) publicó un reporte analizando esta posibilidad, y encontró pocos o casi inexistentes beneficios al vacunar contra el coronavirus a los niños y a los adolescentes.

“La decisión de vacunar a los niños y adolescentes debe tener en cuenta, por tanto, su papel en la propagación del virus”, planteó el CCNE en su reporte.

Y agregó: “Aunque siguen existiendo controversias, cada vez más publicaciones muestran que los niños, especialmente los menores de 10-12 años, no son la fuente más frecuente de contagio”.

Por otro lado, los efectos secundarios siguen siendo inevitables, de hecho, los casos de inflamación del corazón sufridos por menores de 17 años fueron 397 en Estados Unidos, tras la aplicación de vacunas de la marca Pfizer.

Así lo informó el reporte semanal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por la sigla en inglés), al 30 de julio, con base en los datos aportados voluntariamente por los usuarios del sistema.

El sometimiento de los niños al polémico tratamiento ha generado muchas advertencias por parte de científicos como el especialista alemán en microbiología y epidemiología, Dr. Sucharit Bhakdi, quien enfatizó en los peligros implicados.

Anteriormente, un documento de la FDA reveló que el 86% de los niños de entre 12 y 15 años que participaron de los ensayos de la vacuna Pfizer, presentaron efectos adversos, que iban desde “leves” a “graves”.

También sufrieron otros efectos secundarios como diarrea, escalofríos, dolor en las articulaciones, vómitos y dolor muscular. Son de tener en cuenta también los posibles efectos adversos a mediano y largo que podrían generarse entre quienes reciban estas vacunas.

A pesar de todos estos concluyentes datos, la FDA consideró que la vacuna no representaba un peligro para los niños y aprobó en ese momento, el 10 de mayo, su uso de emergencia.

FUENTE: José Hermosa – BLes

4 COMENTARIOS

  1. Dicen que cuando los nazis perdieron la guerra algunos de sus principales líderes huyeron a países como Argentina o Brasil. Lo que no nos habian dicho es que además fundaron farmacéuticas…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!