MUNDO

Multan al Primer Ministro de Victoria (Australia) por violar las restricciones que él mismo aprobó


Las restricciones sanitarias son para los pringaos. Los que las aprueban no las cumplen porque no creen en ellas; sólo las venden. El primer ministro de Victoria, Daniel Andrews, ha sido multado con 400 dólares por infringir sus propias normas sanitarias: esta semana ha estado sin ponerse la mascarilla durante dos días consecutivos.

El hipócrita fue visto sin mascarilla fuera del Parlamento el miércoles y el jueves y fue multado con 200 dólares por cada infracción. Según las normas sanitarias del gobierno australiano, cualquier persona mayor de 12 años está obligada a llevar una mascarilla cuando sale de su casa.

La policía se puso a investigar después de que las imágenes tomadas por los periodistas le mostraran el jueves caminando por el aparcamiento después de salir de su coche sin mascarilla. Una portavoz de la policía de Victoria dijo: “La policía de Victoria puede confirmar que ha emitido avisos de infracción al primer ministro Daniel Andrews por incumplir las directivas del Jefe de Sanidad”.

El vídeo, que salió a la luz mientras el estado informaba de un récord de 1.838 nuevos contagios, enfureció a los residentes de Melbourne, que han estado sometidos al confinamiento más largo de la historia. Ayer el primer ministro se disculpó. “Soy consciente de que cuando me acerqué a dos conferencias de prensa en la parte trasera del Parlamento esta semana, me quité la mascarilla después de salir del coche, antes de dirigirme a las puertas traseras”, dijo Andrews.

“Espero que la policía de Victoria evalúe la situación y si decide imponer una multa, por supuesto que la pagaré”. Le sobra el dinero para pagar esa multa y muchas otras que le impongan. Un vídeo grabado por el periodista de Seven News Paul Dowsley muestra al Sr. Andrews acercándose a un soporte de micrófono con su maletín y pasando por delante de un pequeño grupo de periodistas.

El vídeo provocó la indignación de presentadores de radio y usuarios de las redes sociales, que condenaron al Primer Ministro por su hipocresía. El presentador de la radio 3AW, Neil Mitchell, pidió a Andrews que pagara la multa a su propio gobierno. “¡Podría tener que pagar una multa a sí mismo!”, dijo Mitchell.

“Primer Ministro, si va a encerrarnos por las infracciones y a multar a las empresas por intentar hacer lo correcto, pues tiene que pagar usted el precio”, añadió.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!