POLÍTICA

El ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi pide a los «dictadorzuelos» del Gobierno Vasco que «dejen de amedrentar a la población»

Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

PANDEMIA: ¿FALTA DE SENTIDO COMÚN O ALGO MÁS?

La pandemia ha llevado a lo largo de este año y medio una total falta de sentido común en infinidad de medidas que no soportaban no sólo el mínimo análisis científico sino también el mínimo de sentido común, ese el que las personas tenemos que tener, tengamos la formación que tengamos, ya que debería ser innato en las mismas.

  • Es falta de sentido común, el que desde en un inicio no se quiera conocer el alcance de una enfermedad y no se hagan autopsias con el fin de saber cual es el mejor tratamiento a aplicar.
  • Es falta de sentido común el no distribuir a las personas mayores de las residencias, donde mayores defunciones se dieron, en diferentes hospitales con el fin de que no se trasmitiesen la enfermedad.
  • Es falta de sentido común el haber cerrado la atención primaria cuando como ocurre con la gripe es el principal filtro para evitar el colapso sanitario.
  • Es falta de sentido común el confinar a personas por ser solo conviviente sin tener sintomatología alguna.
  • Es falta de sentido común el que se considere una técnica que no diagnostica una enfermedad como herramienta básica para controlar la pandemia junto con la nueva denominación en medicina de los enfermos asintomáticos, por lo que con esta pandemia no han declarado enfermos de cualquier enfermedad a toda la población.
  • Es falta de sentido común el decir que gracias a las mascarillas, siendo su tamaño de poro mayor que el virus, se ha conseguido controlar el mismo y decirnos que se se había erradicado la gripe, cuando el año pasado también se hizo campaña de vacunación de la misma.
  • Es falta de sentido común el que se tomasen medidas de toques de queda cuando durante el día la gente se agrupaba en los transportes colectivos, en los supermercados y en algunos casos en sus propios trabajos.
  • Es falta de sentido común el que en los bares no se pudiese consumir en barra de pie y si en una mesa en la barra sentado.
  • Es falta de sentido común el que el virus sea más pernicioso a unas horas que a otras.
  • Es falta de sentido común el que, en este momento, no se pueda consumir en los cines y en plena pandemia si.
  • Es falta de sentido común el que se pongan baremos para acceso al interior de las tiendas y otros lugares cuando con ello se han propiciado colas en la calle donde la gente estaba en algunos casos más de una hora agrupada.
  • Es falta de sentido común el que nos obligasen a confinamientos municipales cuando según la teoría oficial la transmisión era por aerosoles, luego ¿de que valía ese confinamiento en los días de viento?.
  • Es falta de sentido común no dejar hacer deporte por todo el territorio cuando ya se había limitado el número de personas que podían ir juntas.
  • Es falta de sentido común el confinamiento municipal cundo al no poder salir del municipio la masificación en paseos y deporte ha sido mayor que si no hubiesen existido esos confinamientos.
  • Es falta de sentido común aplicar un índice con un mismo valor referencia a un municipio donde con 1 solo positivo, en base a sus habitantes ya llegaba al valor de 500.
  • Es falta de sentido común el no discernir los positivos de los habitantes de un municipio cuando muchas de esas personas pasan el mayor tiempo del día fuera de su municipio.
  • Es falta de sentido común el que retengan a personas hospitalizadas en contra de su voluntad.
  • Es falta de sentido común el obligar a las mascarillas en el exterior a los menores de 12 años cuando en el mismo patio los mayores de 12 años no están obligados.
  • Es falta de sentido común el chantajear con un pasaporte covid a la población cuando los anticuerpos en un vacunado duran muy poco tiempo siendo este mayor en los contagiados de forma natural.
  • Es falta de sentido común el que se exija pasaporte covid para un trabajo cuando las personas donde más socializan es precisamente fuera del trabajo.
  • Es falta de sentido común el proponer de forma cicatera el que se vacune a los pequeños para proteger a los mayores supuestamente ya inmunizados, cuando con la inmunidad por vacunación se sabe que se han dado efectos adversos.
  • Es falta de sentido común que se continúe con este relato diciendo que siguen subiendo los positivos de covid cuando estamos de lleno entrando en la época estacional de la epidemia de gripe.
  • Es falta de sentido común el que se continúe difundiendo el miedo a la covid cuando se supone que el 80% de la población tiene la pauta completa, ¿realmente con esto no nos están diciendo que la administración sanitaria es la primera que no cree en la vacuna?.

Todas estas faltas de sentido común en algunos casos son sólo eso, faltas de sentido común, pero en muchos de los caos es algo más que falta de sentido común, es como mínimo una manera de gobernar mediante una dictadura sanitaria eximiéndose de cualquier responsabilidad tanto de las consecuencias de las malas praxis sanitarias como de los efectos adversos acontecidos con la administración de las vacunas.

Nuevamente desde el Gobierno Vasco se nos mete el miedo para las próximas Navidades diciendo que si siguen aumentando los casos tendrán que tomar medidas y que los mayores contagios se dan, que casualidad en la franja de 6 a 12 años, que son los que quieren vacunar ahora, en verano fueron los jóvenes del botellón, otra nueva casualidad. Y con ello siguen sin tan siquiera hacer una mínima reflexión de si su estrategia ha sido positiva o más bien todo lo contrario, sin tener en cuenta que organismos como la OMS y el Ministerio de Sanidad no aconsejan vacunar a esta franja de edad, dejando a los expertos del Gobierno Vasco en muy mal lugar.

Sres del Gobierno Vasco dejen de amedrentar a la población, ya que como sabemos por las decisiones del Constitucional vds. no pueden tomar ninguna medida que no sea nada más que la del horario del ocio nocturno, por lo que dejen de jugar a dictadorzuelos y si realmente quieren ser verdaderos dictadores ya saben lo que tienen que hacer pedir un estado de excepción ( exponente máximo de una dictadura con las connotaciones nefastas que tuvo durante muchos años en nuestro pueblo) pero claro todos sabemos que eso supondría el fin de su partido, lo cual es igualmente de aplicable a la izquierda independentista y estatal, cuya actuación en esta pandemia les ha dejado reflejados en su falta de la defensa de los derechos y libertades individuales y colectivas.

Ante esto yo les preguntaría a los sres de nuestro gobierno, ¿nos pueden dar, en aras a la transparencia y al derecho que nos asiste como ciudadanos que pagamos nuestros impuestos, el listado de número de test que se están haciendo en las distintas franjas de edad?, ¿el número de ciclos en esos test por franjas de edad?, ¿el porcentaje de hospitalizaciones y ucis de personas vacunadas con patologías cardiacas y de trombos y los que había antes de vacunar?, ¿se van a responsabilizar de los efectos adversos si vacunan a los menores de 12 años?.

Por lo tanto estas faltas de sentido común y de algo más no se quedan solo en un no sentido común porque ese algo más implica que su gobierno con la connivencia de todo el arco parlamentario vasco, de los profesionales sanitarios y de la enseñanza, como mínimo nos han restringido nuestros derechos y libertades, por lo que creo que ha llegado el momento de pedir responsabilidades de su gestión, reconociendo públicamente en primer lugar su incompetencia, en segundo lugar será el pueblo el que les exija en su momento responsabilidades.

9 COMENTARIOS

  1. Como siempre Jon Ander nada más que añadir. Euskadi… Totalitarismo por el bien común y todo ésto..sin el más mínimo sentido común. Terrorismo Sanitario que de lo primero y por desgracia aquí sabemos mucho. Les ha gustado a todos y les sigue gustando. Yo no me creo que hubiese ningún virus…fue el anticipo de la.mierda 20/30 para establecer un nuevo orden mundial. Quienes van a pagar por ésto??? No me digáis más que ya lo sabemos. Les vendría bien tomarse un Txakoli de vez en cuando y dejar de dar por culo. Gracias Valiente por seguir ahí.

  2. Excelente, como siempre este decano, pero se olvida de algunas cosas. No es falta de sentido común, es seguir al pie de la letra una agenda marcada. No es falta de sentido común, es gobernar dictatorialmente porque lo dice la Superioridad. No es falta del sentido común, es maldad pura y dura. No es falta de sentido común, es asesinatos en masa. No es falta de sentido común es, creer que a los que siguen la pauta marcada nada les va a suceder. No es falta de sentido común es no tener ni un atisbo de generosidad, empatía y sentimientos familiares, porque seguro que con estas medidas muchos hermanos, primos, sobrinos etc. de todos estos políticos metidos a sanitarios van a morir en los próximos dos años. Y el señor Echevarría se olvida que no hay ningún virus, que no puede haber contagios de algo que no es biológico, y que sólo se trata de lograr una inoculación de un tóxico que envenena a la población para diezmarla y desde luego sin que nadie haya dado su conformidad y se fien de la buena fe de unos hombres y mujeres que están corrompidos por dentro y que ya huelen a cadáveres, pero siguen dando órdenes como si de verdad fueran ellos quienes mandan. Habrase visto mayor catástrofe moral.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!