MUNDO

El 88% de las personas detenidas en los aeropuertos del Reino Unido son musulmanes

Los musulmanes están siendo detenidos en los aeropuertos británicos por periodos de hasta seis horas gracias a los poderes que las fuerzas de seguridad tienen ahora para combatir el terrorismo.
La organización CAGE afirma que recientemente«se ha pedido a varias mujeres musulmanas que se quiten el hijab cuando se las detiene en los aeropuertos británicos».

«Esta solicitud parece no correlacionarse con ninguna investigación apropiada en relación con cualquier forma de terrorismo, pero parece ser una forma de humillación que puede equivaler a una violación de la legislación sobre igualdad» dicen en la ONG.

Cage afirma que ha acudido a la Oficina Independiente de Conducta Policial, en nombre de 10 personas, y ha escrito a todos los parlamentarios sobre el asunto

En la carta, Adnan Siddiqui, director de Cage, dice que decenas de miles de personas están siendo sometidas a «detenciones sin sospecha» y que «la práctica es una manifestación de islamofobia estructural y acoso»

Un estudio de la Universidad de Cambridge concluyó que el 88 por ciento de los detenidos en el Anexo 7 eran musulmanes.

El Anexo 7 de la Ley de Terrorismo de 2000 permite que las personas sean detenidas en la frontera por hasta seis horas si a las autoridades les preocupa que puedan participar en actividades terroristas.

Los detenidos deben entregar sus teléfonos, ordenadores y contraseñas, y proporcionar huellas digitales y ADN a las autoridades.

Un musulmán, Omer, que pidió solo ser identificado por su nombre de pila, ha dicho a The Guardian que había sido detenido 40 veces cuando regresaba al Reino Unido desde 2005, pero que nunca ha sido condenado por ningún delito. Omer dice que «Me detienen el 95% de las veces, volviendo de Bélgica, Francia e Italia».

Una mujer que regresaba de La Meca fue detenida y retenida en un aeropuerto durante cinco horas, según el dossier Cage, a pesar de haberse sentido mal en el avión. La separaron de su esposo e hijo, le pidieron huellas digitales, una muestra de ADN, le registraron su equipaje y le quitaron su teléfono.

Se le preguntó qué pensaba sobre el ataque terrorista de Westminster de 2017 y las guerras en Siria y Yemen. «Dije que no estaba de acuerdo con matar a personas inocentes», recordó, antes de ser liberada, después de que le dijeran que «ha cumplido con las leyes».

Los musulmanes afirman que las preguntas se centran con frecuencia en sus creencias religiosas, y se les pregunta si rezan con frecuencia, si ayunan y si han estado en La Meca.

Un portavoz del Ministerio del Interior ha dicho que «El uso del Anexo 7 es vital para la policía en su trabajo para combatir el terrorismo y los autores de este informe están tergiversando claramente los hechos para ajustarse a sus propias conclusiones predeterminadas».

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!