EUSKADI

Detenido un magrebí por robar mediante «el método del empujón» a varias personas en las Fiestas de Matiko

Agentes de la Ertzaintza han detenido, esta pasada madrugada en la capital bizkaitarra, a un varón de 24 años, acusado de un delito leve de hurto. Presuntamente, el sospechoso habría robado distintos enseres a varias personas al descuido en la calle Matiko, donde se celebraban las fiestas locales, según ha informado el Servicio de Prensa de la Ertzaintza.

Como siempre, a la redacción de euskalnews.com le parece insultante que el Servicio de Prensa anteriormente mencionado no informe sobre la nacionalidad de los detenidos, con el único objetivo de proteger a un determinado colectivo a sabiendas de que ocultar esa información puede suponer un peligro para los ciudadanos de bien. Pero aquí está euskalnews.com para informaros de que se trata de un varón de origen magrebí y de 24 años de edad, según otras fuentes ajenas al Servicio de Prensa anteriormente mencionado.

Sin embargo, el mismo Servicio de Prensa no duda en informar sobre la nacionalidad cuando el detenido no es ni subsahariano ni magrebí: por ejemplo, el otro día no dudaron en informar sobre la nacionalidad del detenido en Donostia por agredir a su pareja en un hotel o cuando alguna banda de ladrones, con origen en Europa del este, hace de las suyas. ¿Por qué será?

Pasadas las cuatro de esta madrugada, la Ertzaintza recibía el aviso de un particular, según el cual un individuo había intentado robar a su novia y, al ser sorprendido por él, había intentado agredirle, aunque sin conseguirlo. El comunicante aseguraba también que el individuo había robado a varias personas más mediante el método de empujarlas y, en la confusión, meter la mano en sus bolsillos.

De inmediato, una patrulla de la Ertzaintza se dirigía al lugar. Al llegar, los agentes podían ver cómo un grupo de personas se arremolinaba alrededor de un individuo. Al llegar hasta ellos, los agentes eran informados de que el sospechoso en cuestión había robado a varias personas. Algunos de los presentes habían sido testigos directos de varios de estos robos.

Así, los agentes eran informados de cómo el individuo había robado una cartera y un pendrive a una chica, y de cómo había intentado robar a otra, después de empujarla intencionadamente, pero había sido sorprendido por su novio, lo que había provocado que el individuo intentara darle un puñetazo, aunque sin conseguirlo. El pendrive era encontrado poco después en poder del sospechoso. La cartera, con documentación de la víctima, había sido recuperada por un particular después de que el individuo se desprendiera de ella.

Ante estos hechos, y ante la imposibilidad de identificar adecuadamente al presunto ladrón por su falta de colaboración, los ertzainas procedían a su detención bajo la acusación de un delito leve de hurto y a su traslado a dependencias policiales, donde era identificado como un varón de 24 años de edad.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!