MUNDO

Una pelea entre marroquíes en un piso de Barcelona deja un muerto con un destornillador clavado en el cuello

Según ha informado el periodista Guillem RS en el digital El Caso (reproducido en euskalnews.com), este pasado sábado al mediodía una pelea en un piso de Sant Quirze del Vallès (Barcelona) entre dos amigos acabó de la peor manera posible: una persona muerta. Unos jóvenes marroquíes se habían peleado la noche anterior y el día siguiente, aunque habían quedado para hacer las paces, y siempre según la versión que han dado a la policía y al juez los testigos, el encuentro no fue bien. Los dos entraron en una habitación del piso y poco a poco el ambiente se fue poniendo tenso.

Herida de destornillador en el cuello 

Lo que pasó dentro sólo lo saben dos personas, y una de ellas está muerta. Lo que sí que se puede demostrar es que uno de ellos, la que había tenido un comportamiento más violento la noche antes, murió de una agresión de arma blanca. Según las investigaciones de los Mossos, el hombre recibió un pinchazo de destornillador en el cuello y a pesar de los esfuerzos del Sistema de Emergencias Médicas, no se pudo hacer nada para salvarle la vida. Acabó muriendo en torno a las dos de la tarde.

Asegura que se defendió

La versión del hombre que entró con él en la habitación, y que fue detenido en torno a las cinco de la tarde del sábado por los Mossos en el mismo municipio de Sant Quirze, es que se defendió. Pero el juez que se ha encargado de la investigación del caso, con los datos facilitados por los Mossos, no se lo cree. El magistrado asegura, en el auto de su declaración, que el hombre no se defendió sino que con el arma blanca, el destornillador, atacó al otro hombre con intención clara de hacerle daño y de acabar con su vida.

El juez argumenta que aunque el detenido asegura que fue en defensa propia, este eximente no se puede aceptar: asegura que él estaba muy cerca de la puerta y había podido hacerse con el arma que llevaba el otro, por lo tanto, que se hubiera podido marchar y no tenía necesidad de atacarlo. El hombre se escapó del lugar de los hechos y se deshizo del arma con la que atacó a su compañero, según las informaciones que han aportado los investigadores de los Mossos al juez. Por todo eso, el juez cree en su auto que tiene que aceptar las peticiones de la fiscalía y enviar a prisión el hombre.

Prisión sin fianza

Después de ser detenido el pasado sábado, este martes pasó a disposición judicial y esta noche ya la ha pasado en prisión, donde espera ahora que avancen las investigaciones y que se celebre el juicio por esta muerte violenta. El juez ha acordado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido, de nacionalidad marroquí de 27 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!