EUSKADI

La Ertzaintza intenta acabar con una fiesta multitudinaria en Derio, no les hacen ni caso y los agentes chocan contra la realidad: Más de 12 horas pasando frío porque NO ES ILEGAL

67 personas han sido denunciadas en base los decretos ilegales de Urkullusolini, el Dictador de Ajuria Enea

Agentes de la Ertzaintza han detectado durante esta pasada noche una fiesta que ellos consideraban ilegal (el choque contra la realidad que se dieron se escuchó hasta en la China) que se estaba celebrando en una hospedería situada en el barrio de San Isidro en la localidad de Derio.

A primeras horas de la mañana y según han ido abandonando el inmueble se ha procedido a identificar a un total de 67 personas que han sido denunciadas por incumplimiento de las incomprensibles restricciones ilegales e inconstitucionales a las que los políticos se aferran para intentar controlar a los que no creen en sus mentiras. Ahora se trata de identificar al organizador del evento, ya que eso es lo que quieren Urkullusolini y su nuevo responsable de seguridad, el vicelehendakari Erkoreka (ya le encontraremos un mote acorde a sus niveles tiránicos, no os preocupéis).

Sobre las diez de la noche la Ertzaintza ha montado un dispositivo en una hospedería situada en el barrio San isidro de la localidad de Derio ya que se tenía conocimiento que en el interior se estaba celebrando una multitudinaria fiesta, es decir, lo normal en un puente de diciembre de cualquier año normal. Sí, este es el primer año en el que aplaudimos como nos recortan derechos fundamentales sin una justificación en base a criterios sanitarios establecidos por expertos en la materia. Y es que Jonan Fernández tiene de experto lo mismo que nosotros de ‘establishment’, es decir, nada.

Al llegar las patrullas al lugar se han encontrado con una treintena de vehículos estacionados en las inmediaciones y han comprobado que desde el exterior se podía oír la música. Durante la noche los agentes han invitado a las personas concentradas a abandonar el edificio, ya que no se podía intervenir por ser una propiedad privada. Los allí presentes no solo les han mandado a freír espárragos, sino que han seguido con la fiesta todavía con más ganas de las que tenían. Seguro que alguno se iba a ir ya hacia casa, ya sea por cansancio y aburrimiento, y al final al ver el panorama han decidido quedarse.

Ante este contundente choque contra la realidad, los agentes han tenido que esperar hasta las siete de la mañana, momento en el que el primer inquilino ha salido del interior y ha sido identificado. En otras palabras, que han hecho el ridículo teniendo durante más de ocho horas pasando frío en la puerta de la finca. Todo gracias a los gobernantes que les hacen imponer restricciones ilegales por las que se acaban chocando contra la realidad (revirtiendo el cariño que la ciudadanía podía haber cogido a los agentes durante las prineras semanas de la crisis sanitaria), mientras los mismos gobernantes se lavan las manos.

Sobre la una y media del mediodía se ha dado por concluida la operación donde un total de sesenta y siete personas han sido denuncias por infracciones a los decretos de del Lehedakari por incumplimiento a las incomprensibles restricciones totalitarias impuestas por Urkullusolini y su socio en Madrid, Falconetti Sánchez.

Hay una cosa que si que nos ha decepcionado: El que no nos hayan invitado

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!