MUNDO

Un influencer gay publica una caricatura de Cristo pero ‘se hace caca’ cuando le piden otra de Mahoma: «El Islam no es el problema»

Rush Smith, un activista e influencer gay que cuenta con miles de seguidores en redes sociales como Twitter y YouTube, ha demostrado que él es un fiel reflejo de la realidad que hay detrás de todo progre de salón: son todos unos hipócritas.

Resulta que al bueno de Rush (cualquier Smith debería sentirse avergonzado de compartir apellido con semejante personaje) no se le ha ocurrido otra cosa que hacer lo que hacen los típicos activistas LGTBiqrst…, es decir, insultar a los feligreses cristianos, quienes en algunas zonas de Oriente Medio están siendo masacrados.

Lo ha hecho publicando una caricatura de Cristo horrorosa, ya que la imagen ha sido adulterada para que parezca una ‘Drag Queen’ de ésas que dan la nota (para bien o para mal) en locales como el famoso ‘Balcón de la Lola’ de Bilbao.

Cómo no, con atropello ortográfico incluido en una simple frase de dos palabras que acompaña a la terrible imagen. Si es que encima es bastante limitado… lo tiene todo.

Pero esto no acaba aquí, ya que ahora viene lo mejor de todo. Como resulta evidente al no ver una caricatura de Mahoma por ninguna parte, numerosos tuiteros le han recriminado la hipocresía que acompaña al bueno de Rush tanto de día como de noche. Entendemos que no se atreva, porque es evidente que es un cagón y no quiere que le corten la cabeza.

Tampoco se da cuenta de que en buena parte de los países de mayoría musulamana le cortarían la cabeza por el simple hecho de ser gay, es decir, que no necesitaría publicar en Twitter este tipo de ofensas. Pero, ¿por qué no se da cuenta? Os lo decimos: porque no solo es un cagón, sino que encima tenemos pruebas de lo mala persona que puede llegar a ser.

Resulta que tras los atentados de Bruselas en marzo del año 2016 en los que 35 personas fueron asesinadas y más de 340 fueran heridas, al sinvergüenza de Rush (sí, ahora lo decimos bien claro para que a él le quede ‘crystal-clear’) no se le ocurrió otra cosa que defender la dichosa religión de la Paz: «El Islam no es el problema».

¿Les diría lo mismo a los familiares de las decenas de muertos en la masacre del bar gay ‘Pulse’? ¿Se puede ser más lavaciruelos? Esperamos vuestras respuestas en la sección de comentarios.

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!