MUNDO

Un informe de la OMS fechado el 14 de diciembre admite que los tests PCR arrojan «falsos positivos»

Tal y como ha adelantado el medio digital mpr21.info (noticia reproducida en euskalnews.com), en abril la OMS ya admitió que todos los tests de coronavirus dan falsos negativos y también falsos positivos, como ya expusimos en otra entrada. Ahora vuelve sobre el asunto, con una pequeña gran diferencia: se refiere directamente a la PCR en un informe fechado el 14 de diciembre. El asunto es bastante conocido y lo repasamos telegráficamente. En primer lugar, la PCR no es un instrumento de diagnóstico clínico para detectar virus, como se ha repetido desde que se inventó hace décadas.

Suponiendo que fuera capaz de detectar un virus, la prueba no es fiable, tanto si es positiva como si es negativa. Desde el principio de la pandemia venimos diciendo que es como una escopeta de feria. La fiabilidad de dicha prueba, si es que tiene alguna, disminuye con el número de ciclos necesarios para obtener el resultado. Por lo tanto, los médicos no sólo deberían informar a la persona sobre si ha dado positivo o negativo, sino sobre el número de ciclos necesarios para obtener una conclusión. Cualquier prueba PCR que requiera más de 35 ciclos no tiene ningún sentido. Incluso Fauci ha admitido públicamente que si son necesarios más de 35 ciclos, entonces lo que aparecen son “nucleótidos muertos”, tramos de un genoma, no un virus completo.

La práctica lo viene demostrando en multitud de ocasiones: cada vez que la prueba se repite en una misma persona, es como una lotería. Puede dar cualquier resultado contradictorio con el anterior. Se han escrito numerosos artículos sobre el asunto, redactados por muchos expertos, médicos, investigadores y periodistas. Quienes a lo largo de nueve meses vienen diciendo lo contrario, como el Sergas, el Servizo Galego de Saúde, por poner un ejemplo, son unos farsantes.

Si eso es algo sabido y conocido, hay que preguntarse por qué la OMS insiste ahora sobre el asunto de la fiabilidad y los ciclos de la PCR, algo que la prensa ha mantenido en silencio y que los cazadores de bulos se han empeñado en desmentir porque el Papa y la PCR son infalibles. Según la OMS, un valor alto de ciclos para probar la presencia del coronavirus da lugar a resultados positivos falsos. A pesar de ello, muchos laboratorios de todo el mundo pasan de los 35 ciclos en sus pruebas.

Al principio de la pandemia la OMS recomendó hacer pruebas, pruebas y más pruebas a todo el mundo. Ahora dice que no son fiables. ¿Por qué ahora?, ¿por qué ya no conviene sostener el error? No lo sabemos. Lo deberían explicar ellos y, además, para variar deberían decir la verdad. Como no lo hacen y no lo van a hacer en el futuro, las sospechas van por las vacunas. Como ahora ya tenemos una vacuna, no necesitamos más “casos positivos”, ni verdaderos ni falsos.

Ha llegado el milagro farmacológico. Cuando nos hayan vacunados a todos, en lo sucesivo las pruebas PCR se harán de acuerdo con las nuevas directrices y con sólo 25-30 ciclos en lugar de 35 o más. Como consecuencia de ello el número de “casos positivos” bajará y tendremos la confirmación, una vez más, de que las vacunas funcionan. La pandemia reducirá sus estadísticas, volviendo a poner de manifiesto que los datos se fabrican a la medida de lo que se quiere “demostrar” en cada momento.

https://www.who.int/news/item/14-12-2020-who-information-notice-for-ivd-users

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!