MUNDO

Expertos afirman que la nueva cepa se ha vendido para justificar los nuevos confinamientos

Según algunos medios, los confinamientos del Reino Unido podrían permanecer en vigor durante meses. Teniendo en cuenta que estas estrategias poco científicas no funcionaron la primera o la segunda vez, es difícil pensar que funcionarán ahora.

Según informa el digital lewrockwell.com, la cepa mutada, denominada en algunos lugares como B117 y en otros como VUI-202012/01 supuestamente comenzó a aparecer en muestras de pacientes recolectadas en septiembre de 2020 en el sur de Inglaterra.

También se ha identificado en Sudáfrica una variante mutada de SARS-CoV-2 que tiene una de las mutaciones encontradas en B117. Este virus se encuentra ahora en el 90% de las muestras analizadas.

Según Neil Ferguson, epidemiólogo absolutamente indigno de confianza y deshonrado, cuyos modelos han sido extremadamente incorrectos hasta ahora, B117 puede ser 50% a 70% más contagioso que las variantes anteriores que circulan en el Reino Unido.

Carl Heneghan, profesor de medicina basada en evidencia en el departamento de atención primaria de Nuffield de la Universidad de Oxford, le dijo al Daily Mail “He estado haciendo este trabajo durante 25 años y puedo decir que no se puede establecer un número cuantificable en tan poco tiempo periodo de tiempo. Todos los expertos dicen que es demasiado pronto para hacer tal inferencia».

También afirmó que la falta de transparencia estaba “socavando la confianza pública” en el gobierno y sus medidas de respuesta. Los datos sobre la nueva cepa provienen de un análisis realizado por el Grupo Asesor de Amenazas Respiratorias Nuevas y Emergentes (NERVTAG), pero ninguno de los datos ha sido entregado a la comunidad científica.

Si la nueva cepa tremendamente diferente se descubrió el 20 de septiembre, ¿por qué de repente es una emergencia tres meses después? Especialmente considerando el hecho de que aún no se ha realizado la investigación para confirmar si esta variante realmente es peor que las cepas anteriores?

El investigador Matt Ridley señala: «los virus se debilitan naturalmente con el tiempo a medida que más y más personas están expuestas, y que al implementar confinamientos más estrictos, el virus principalmente se propaga entre los más enfermos, lo que permite que dominen las cepas más letales».

«Es una posibilidad preocupante que los confinamientos puedan evitar esta atenuación natural del virus. Mantienen la propagación del virus principalmente en hospitales y residencias de enfermos, evitando el eclipse de cepas letales a manos de las más leves. Si es así… entonces los confinamientos no solo no logran eliminar la enfermedad, sino que pueden estar prolongando nuestra agonía».

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!