MUNDO

Setenta parlamentarios británicos instan a levantar el confinamiento o «la gente lo va a derribar muy pronto»

Según adelanta el medio digital alternativo mpr21.info (noticia reproducida en euskalnews.com), setenta parlamentarios conservadores han formado una coalición para instar al gobierno a comenzar a levantar el bloqueo a más tardar a principios de marzo, porque a su juicio «estamos ante una bomba de tiempo«, lo que a juicio del grupo de parlamentarios es «una bomba de relojería«, recordando la explosión social de 2011.

El diputado Mark Harper, quien lidera la coalición apodada Covid Recovery Group, dijo que «La gente debe ver la luz al final del túnel y sentir esperanza en el futuro, y las empresas deben poder planificar nuestra recuperación«.

Pero por ahora no parece que los acontecimientos vayan en ese sentido. El secretario de Medio Ambiente, George Eustice, advirtió que podrían introducirse restricciones aún mayores si la gente no obedece las «reglas» actuales.

“Hemos tenido que tomar acciones muy extraordinarias, muy draconianas, que son una gran violación a la libertad de las personas […] y no nos disculpamos por hacerlo», dijo Eustice en unas declaraciones que han levantado mucha polvareda esta semana.

Una bomba de relojería

La policía está utilizando medidas cada vez más duras para hacer cumplir el confinamiento, incluido la exigencia de poderes para irrumpir en las casas de las personas sin orden judicial e imponer multas cada vez mayores a cualquiera que se encuentre incumpliendo las restricciones.

En declaraciones a Talk Radio, Sir Desmond Swayne, parlamentario de New Forest West que ejerció de portavoz de este grupo, advirtió que las acciones del gobierno deben ir orientadas a la política sanitaria, porque si las acciones del gobierno «van más allá», «la gente en algún momento debe levantarse y derribarlas«.

Los comentarios de Swayne se hacen eco de los del comisionado de la Policía de West Midlands, David Jamieson, quien advirtió en octubre al comienzo del segundo confinamiento de que «estamos sentados sobre una bomba de tiempo«.

«Nos estamos acercando mucho al escenario en el que se puede ver una explosión considerable de frustración y energía«, señaló Jamieson, y agregó que «las cosas están muy al límite en muchas comunidades y no se necesitaría mucho para provocar disturbios«.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!