MUNDO

14 positivos en la cepa británica después de recibir la segunda dosis de Pfizer en una residencia de Alemania

Más polémica en Alemania. Si hace unos días informamos sobre los centros de internamiento (nosotros los llamamos campos de concentración) para los ciudadanos que no respeten las incomprensibles restricciones de manera reiterada o sobre que un juez alemán había dictaminado que las restricciones impuestas eran anticonstitucionales, hoy la noticia en Alemania vuelve a ser lo típico de estos días: los potenciales efectos adversos de las polémicas vacunas.

Resulta que al menos catorce mayores que viven en una residencia alemana parecen haber dado positivo en la cepa británica unos pocos días después de haber recibido la segunda dosis de Pfizer, según informa el medio Landkreis Osnabrueck. Según informaron las autoridades locales, más de una docena de residentes de hogares de ancianos en el noroeste de Alemania se infectaron con la cepa de coronavirus del Reino Unido alrededor de una semana después de recibir la segunda dosis de la polémica vacuna Pfizer.

Los primeros casos positivos del virus chino en esta residencia unicada en la ciudad de Belm, cerca de Osnabrück, fueron descubiertos el 2 de febrero después de pruebas rápidas diarias de rutina, tal como informaron las autoridades locales en un comunicado. Posteriormente, la administración de la residencia examinó a todos los residentes y empleados de las instalaciones para descubrir que un total de 14 personas estaban supuestamente infectadas por esta supuesta nueva cepa británica.

El análisis de las muestras supuestamente también reveló que todos los infectados tenían una cepa de coronavirus detectada por primera vez en el Reino Unido, donde comenzó la vacunación a finales del año pasado antes de que la cepa «apareciera». Todos los infectados recibieron su segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech como muy tarde el 25 de enero.

Según fuentes oficiales de dudosa credibilidad, no estaba claro cuándo o por qué los infectados contrajeron la enfermedad, los 14 casos eran totalmente asintomáticos o mostraban solo síntomas leves. Las autoridades locales pusieron en cuarentena a toda la residencia, a todo su personal y a sus familias, además de informar a las autoridades de las zonas vecinas sobre la situación. A los empleados de la residencia que dieron negativo en la prueba del virus chino se les permitió salir de sus hogares para ir a sus trabajos.

Redacción de euskalnews.com

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!