MUNDO

Numerosos hospitales europeos suspenden la vacunación de sus trabajadores a causa de los efectos secundarios

Por toda Europa. Las autoridades sanitarias de varios países europeos se enfrentan a la resistencia a la vacunas. Al margen de los numerosos efectos secundarios de las vacynas e incluso polémicas muertes potencialmente vinculadas a estas, el principal problema es otro.

Resulta que tras vacunarse un porcentaje considerable de vacunados da positivo en las pruebas o tienen otros síntomas que como fiebre, y entonces, tras tener que hacer una cuarentena, están perdiendo a personal disponible para trabajar.

Por ejemplo, en cuanto a la vacuna de Astra Zeneca en concreto que ha sido la última en implementarse, las autoridades sanitarias de Francia emitieran una guía para escalonar la aplicación de la inyección después de que varios empleados de hospitales de Brest y Normandía experimentasen efectos secundarios y finalmente suspendiesen las vacunaciones a sanitarios con el fármaco de Astra Zeneca.

Asimismo, dos regiones de Suecia detuvieron las vacunas y en Alemania algunos trabajadores esenciales la están rechazando.

En Suecia, dos de las 21 regiones sanitarias detuvieron la vacunación de los trabajadores la semana pasada después de que una cuarta parte se declarara enferma tras recibir la vacuna de Astra Zeneca.

Las regiones de Sormland y Gavleborg informaron de que alrededor de 100 de cada 400 personas vacunadas tenían fiebre o síntomas similares a los de la fiebre tras haberse vacunado.

Redacción de euskalnews.com

error: Content is protected !!