EUSKADI POLÍTICA

Con la Ley Covid del Gobierno Vasco la mascarilla sería obligatoria hasta en la playa y fumar… ¡Pena capital!

Urkullu está picado por el fin del Estado de Alarma el 9-M. Eso es un hecho. Y es que, se le acaba el chollo. No va a poder seguir imponiendo incomprensibles restricciones tan alejadas de la ciencia como del sentido común. Por esa razón, principalmente, el Gobierno Vasco que él preside como Lehendakari quiere aprobar una Ley Covid a la vasca, con la única intención de seguir prologando sus restricciones que no han sido establecidas por criterios sanitarios decididos por expertos en la materia.

Según adelanta El Independiente, la norma que PNV y PSE quieren aprobar, y con la que se quiere reforzar, al menos parcialmente, el paraguas normativo ante una derogación del Estado de Alarma a partir el 9 de mayo, situaría el actual escenario pandémico en el nivel 5, el máximo previsto. Es el que se aplicaría a partir de una incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes, como la actual.

De tener aprobada la ley planteada por Urkullu, el Gobierno Vasco podría intensificar medidas de “confinamiento individual o para colectivos específicos”, implantar un adelanto del horario de cierre de toda actividad económica y social no esencial o incluso llegar a forzar su suspensión. Junto a ello, tendría la facultad para decretar la suspensión de toda actividad sociales y culturales presenciales. Además, valoraría pasar la actividad escolar a un formato on line. Las decisiones que recoge la ley vasca para un escenario como el actual incluye en muchos casos el aval previo de las autoridades judiciales. La limitación de la movilidad nocturna también se contempla como una de las medidas a adoptar en este nivel máximo de “transmisión muy alta”.

Con esta nueva ley totalitaria, Urkullu pretende seguir imponiendo sus restricciones sin chocar con el revés de los tribunales, como sucedió con la medida que decretó el cierre de la hostelería. Ahora la norma que ya tramita la Cámara vasca establece que en los casos en los que las restricciones puedan suponer una afección a derechos fundamentales deberán contar previamente con una “ratificación judicial”. Se determina que será el Lehendakari quien vía decreto podrá acordar la adopción de las medidas. En otras palabras, que el Gobierno Vasco quiere aprobar esta ley para que Urkullu, y solo el Lehendakari, pueda decidir a su antojo las restricciones que desea imponer sobre los ciudadanos. Evidentemente, sin que los tribunales le metan un rapapolvo (como ocurrió con la hostelería).

Esta nueva Ley Covid vasca establece el uso obligatorio de la mascarilla para mayores de 6 años y un uso obligatorio no sólo en espacios cerrados sino incluso durante los paseos en la playa. También se incluye la prohibición de fumar en una vía pública y en aquellos lugares donde no se puede respetar una distancia mínima de 2 metros entre personas. En el capítulo de las supuestas sanciones (propuestas de sanción, que no multas) ilegales (ya lo demostramos), los incumplimientos más graves podrán ser castigados con multas de hasta 600.000 euros. Sí, habéis escuchado bien: 600.000 euros. No se queda corto el Dictador de Ajuria Enea…

Redacción de euskalnews.com

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!