POLÍTICA

El curriculum vacío de Adriana Lastra, el mayor lastre del PSOE: Tiene menos días cotizados que Pocholo

Es un hecho que Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE, se ha convertido en uno de los rostros más populares de la política española. No solo es portavoz socialista en el Congreso de los Diputados y una de las personas de mayor confianza de Pedro Sánchez, sino que cada vez que hay una negociación, el PSOE confía en ella para ello, a pesar de que Lastra no ha trabajado jamás en el sector privado. Ni tampoco en el público (al margen de su carrera política), para qué os vamos a engañar…

Adriana pertenece a esos politicuchos de carrera, afiliados desde muy jovencitos a sus respectivas formaciones, los cuales han hecho de la política su única carrera y ocupación. En otras palabras, su único modo de vida. Cabe a destacar que no es para nada un caso único y que este tipo de jetas vinculados a la política no se encuentran únicamente en la casa del pueblo, sino que se pueden encontrar en cualquier formación política. De izquierdas, de derechas, de centro… y hasta del Betis. Da igual, jetas y gente con mucho rostro los hay de todos los colores. Eso sí, Lastra es una de las que más covidianas de la política española y una de las más duras contra los que tenemos cerebro y nos cuestionamos la versión oficial que tratan de vendernos. Por ende, escribimos este artículo con gusto.

Pero, ¿quién es Adriana Lastra? Nacida en Oviedo el 30 de marzo de 1979, tal y como refleja su ficha personal en la web del Congreso de los Diputados, no es que su currículum sea escaso… es que directamente no tiene CV. Las secciones formación y experiencia (prácticamente todo en CV), tan vacíos como San Mamés desde que comenzó toda esta locura a la que el establishment llama pandemia (a nuestro juicio, no llega ni a epidemia, pero eso es otro tema).

Después de terminar el bachillerato en el instituto, Lastra comenzó sus estudios de Antropología Social, pero los abandonó muy pronto. De hecho, tenemos muchas dudas de que Lastre pusiese el empeño que hay que poner para aprobar alguna asignatura. Y es que, lo suyo era el jetismo vinculado a la política. Con 18 años se afilió a las Juventudes Socialistas de Ribadesella y tres años más tarde ya estaba sentada en la Ejecutiva del PSOE de Asturias. Un ascenso meteórico.

En 2007, con apenas 28 años, se convirtió en diputada. Al estilo Bea Fanjul, aunque hay que admitir que la joven diputada del PP sí que cuenta con algunos meses cotizados en el sector privado. Por ende, Lastra no sintió la necesidad de coger de nuevo los libros. Desde entonces, Lastta ha sido diputada en el Congreso, diputada en la Junta General del Principado de Asturias (2007-2015) y secretaria de Política Municipal del PSOE (julio 2014-octubre 2016).

En junio de 2018, tras la moción de censura contra el Gobierno del PP de Mariano Rajoy que aupó a Pedro Sánchez a La Moncloa, dio el salto cualitativo definitivo de su carrera, convirtiéndose en portavoz del Partido Socialista en el parlamento, y erigiéndose en uno de los rostros de referencia feminista de la primera línea de la política española. El resto es historia: Una jeta más viviendo de la mamandurria sin haber pegado un palo al agua en su vida.

Redacción de euskalnews.com

1 COMENTARIO

  1. El problema real es que la partitocracia ha decidido ese es el perfil bueno para sus candidatos. GEntuza que no tendria donde caerse muerta sin la politica. Y a poder ser con irregularidades escondidas, de forma que les puedan coger por los huevos y que nadie se mueva de la linea marcada por el Partido.

    Es el horror. Asi nos luce el pelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!