OPINIÓN POLÍTICA

La teoría de Patxi Lázaro acerca de los polémicos sobres con balas

MI TEORÍA ACERCA DE LOS POLÉMICOS SOBRES CON BALAS: ES UN BURDO MONTAJE DE PODEMOS PARA CALDEAR LA CAMPAÑA ELECTORAL

La policía ha dado sobre este caso explicaciones contradictorias. Reconoce, por ejemplo, que se podría sospechar de un militar o un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado con tendencias ultraderechistas por la facilidad que tendría para conseguir cartuchos de ese tipo. Pero a renglón seguido, dice que la munición genérica del tipo 7,62 de ese tipo es muy fácil de conseguir, vendiéndose incluso en los rastrillos de Madrid. Si fuera así, localizar al autor del anónimo resultaría fácil: basta localizar a todos los policías que estén registrados como propietarios de un rifle de caza o un CETME antiguo (el célebre «Chopo»), que no deben ser muchos para registrar sus armeros e interrogarlos. ¿Por qué no se hace esto? Pues muy fácil: porque la policía no quiere problemas. Prefiere tratar el asunto como lo que realmente es, un montaje de propaganda electoral y no un delito de amenazas.

Hay una pista mucho más importante que los cartuchos, y que se está pasando por alto. Me refiero a la hoja del anónimo, escrita con una plantilla para letras mayúsculas como las que utilizan los colegiales de Primaria. Lo que llama la atención es que el autor -o mejor dicho la autora, ya que el texto parece redactado por una mujer- no haya querido utilizar su impresora, lo cual le habría ahorrado mucho trabajo. Si no lo hizo, probablemente fue a que tuviese miedo de que pudieran llegar a rastrearla por ese medio. En efecto, existe una disciplina criminológica denominada forénsica de impresoras.

Esto no es algo que sea conocido por todo el mundo. Pero los que se dedican a la guerra digital, por cuenta de grupos delictivos o partidos políticos, sí suelen estar al tanto de tales particularidades. En el ruedo ibérico solo hay dos formaciones en los que la guerrilla informática -google bombing, acoso en redes, suplantaciones de identidad, páginas web injuriosas- se haya utilizado de manera coherente, y no hace falta decir siquiera cuáles son.

En resumen, la persona responsable de este montaje de las balas es alguien del entorno político inmediato de Pablo Iglesias, mujer, lo suficientemente comprometida ideológicamente para haberse prestado a una acción tan vil como esta, con ambición personal pero no lo bastante integrada en el aparato. Si quisiéramos dar con ella, deberíamos buscar a alguien que no tenga mucho que perder y sí mucho que ganar. Si yo tuviese que buscar sospechosos, lo haría en la propia lista electoral de Podemos para las autonómicas de Madrid 2021, en ese tramo que se corresponde con la horquilla proporcionada por las diversas encuestas de intención electoral. Naturalmente no vamos a decir nombres. cada cual que saque sus propias conclusiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!