OPINIÓN

«De la cartilla covid a la cartilla de racionamiento» – La opinión de J.M. Olarieta

Con carácter de urgencia la Comisión Europea está preparando un reglamento para restringir el consumo de carne. Al viejo argumento del “cambio climático” se le añade ahora el coronavirus que todo lo justifica.

Según la comisaria europea de Sanidad, la chipriota Stella Kyriakides, las últimas investigaciones de los “expertos” muestran vías de propagación del virus hasta ahora insospechadas. No sólo los murciélagos, a través de los pangolines, son difusores masivos de coronavirus, sino también muchos animales de granja.

Las sospechas se centran sobre la carne de vacuno, en particular, así como sobre la carne de cerdo y de cordero. También de las aves de corral, pero en este punto los “expertos” de Bruselas son más cautos.

Kyriakides no lo querido confirmar públicamente, pero el algodón no engaña. Su colega Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea y responsable del Pacto Verde sobre el Cambio Climático, ha dado el visto bueno, señalando que un descenso del consumo de carne -o incluso una prohibición- sería “un paso importante” en la contribución de la Unión Europea a eso que llaman “sostenibilidad”.

“Los europeos comen demasiada carne”, asegura el socialdemócrata holandés, haciéndose eco de la frase de Raymond Barre (“Los franceses comen demasiado chocolate”), el Primer Ministro francés que en 1976 se lanzó contra quienes se resistían a la política de “apretarse el cinturón”, que es como llamaban entonces a los recortes.

La Comisión Europea ya ha firmado contratos con imprentas y empresas de logística para elaborar cartillas de racionamiento de la carne, aunque hay alternativas más modernas, digitales, al estilo de la “cartilla covid” recién aprobada.

La carne no es tan buena como creen los carnívoros y, como se ha demostrado a lo largo del último año, en Bruselas se preocupan por nuestra salud. Prefieren que comamos insectos y gusanos. Lo autorizó el martes la Comisión Europea, como ya informamos aquí. “Los gusanos amarillos secos son una fuente alta en proteínas que promueve la transición hacia un sistema alimentario más sostenible”, dicen en Bruselas (*).

Además, hay 11 solicitudes para comercializar insectos para el consumo humano que está estudiando la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria). Hay que “cambiar hacia dietas saludables y sostenibles”, asegura la Comisión Europea en un comunicado oficial.

En unas ocasiones la ingesta de insectos se justifica por motivos sanitarios; en otras por motivos ecologistas. Lo que jamás va a reconocer la Comisión Europea es que en el futuro nos veremos obligados a comer insectos y gusanos porque ni el salario ni la pensión nos alcanzará para comer un filete con patatas.

Ya lo hemos dicho, pero lo volveremos a repetir: el hambre, la carestía y las cartillas de racionamiento ya están aquí.

(*) https://www.efeagro.com/noticia/los-gusanos-amarillos-secos-son-un-nuevo-alimento-en-la-ue/

2 COMENTARIOS

  1. Ya es que ni se molestan en disimular. Definitivamente se mofan de la poblacion. Con la excusa «esa» todo vale; hasta pulpo como animal de compañía. Pues podrían aplicárselo y eliminar tb a los eurodiputados y euro instituciones, porque para simular «gobernar» cuando sólo leen instrucciones de fuera pues basta con un eurodiputado y un encargado en cada país, para leer las instrucciones de los amos. Eliminando las € instituciones se bajaría mucho el riesgo de q en sus viajes propaguen bicho. Y el menú de gusanos y carne artificial será el que tengan en restaurantes del €Parlamento y Parlamentos y Senado nacionales entonces??

  2. Ya estamos, se preocupan por la salud. De mi salud me preocupo yo, y de mi cuerpo. Llevamos millones de años comiendo carne y nos tienen que decir cuatro satánicos que no lo hagamos. He sido vegetariana un tiempo y hay que tomar sustitutos porque siempre te falta alguna vitamina. Es hierro por ejemplo. Dejar de comer carne nos enfermería, si o si, sobre todo a los niños en su desallorro cerebral. Lo tienen todo pensado para que seamos idiotas y estemos enfermos. Vamos, para ser ganado, más ganado de lo que éramos antes.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!