MUNDO

Un documento de la FDA revela que el 86% de los niños vacunados con Pfizer sufrieron reacciones adversas en los ensayos

Un documento de la FDA revela que el 86% de los niños de entre 12 y 15 años que participaron de los ensayos de la vacuna Pfizer, presentaron efectos adversos. Este preocupante informe caratulado con el número 144413, no hace más que poner en tela de juicio el uso de la vacuna en niños de ese rango de edad, aprobado el reciente 10 de mayo  por la FDA, según un comunicado de prensa de la entidad.

Durante los ensayos, el 86% de los niños tuvieron reacciones adversas que iban desde “leves” a “graves”. En el documento se puede ver públicamente los resultados de la controvertida experimentación.

Tabla 5  Estudio 2 : Frecuencia y porcentajes de adolescentes con reacciones locales solicitadas, por gravedad máxima, dentro de los 7 días posteriores a cada dosis – Adolescentes de 12 a 15 años de edad.

Fuente: fda.gov

Como muestra la tabla, hay una diferencia entre la cantidad de niños que recibieron la primera dosis de la vacuna 1127 y los 1097  que recibieron la segunda dosis, poniendo en duda lo que les ocurrió a estos 30 niños que no se presentaron a la segunda dosis. Si se retiraron de los ensayos o corrieron una suerte aún peor.

Los números que mostró el ensayo fueron más que alarmantes y a pesar de que el 86% de los niños sufrieron efectos secundarios luego de la primera dosis, los investigadores continuaron con la experimentación y les inyectaron una segunda dosis de la vacuna ARN.

Otros datos a tener en cuenta:

  • El 65% de los niños sufrió dolores de cabez
  • El 66% de los niños tuvo fiebre
  • Cerca del 44% de los niños sufrió efectos secundarios “moderados” a los cuales los definieron como “interferir con la actividad”.

También sufrieron otros efectos secundarios como diarrea, escalofríos, dolor en las articulaciones, vómitos y dolor muscular. A pesar de todos estos concluyentes datos, la FDA consideró que la vacuna no representa un peligro para los niños y aprobó su uso de emergencia.

Una niña está recibiendo una vacuna (flickr / Pan American Health Organization PAHO (CC BY-ND 2.0))

En su comunicado de prensa, la FDA, celebra poder expandir la vacunación a niños de entre 12 y 15 años. La comisionada interina de la FDA, Janet Woodcock, expresó la importancia de poder inocular a los adolescentes.

“La expansión de la FDA de la autorización de uso de emergencia para la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19 para incluir a adolescentes de 12 a 15 años de edad es un paso significativo en la lucha contra la pandemia de COVID-19”

A lo que agregó que están protegiendo a una población más joven para poder volver lo antes posible a la “normalidad” y poner fin a la pandemia.

También dijo que “Los padres y tutores pueden estar seguros de que la agencia llevó a cabo una revisión rigurosa y exhaustiva de todos los datos disponibles, como lo hemos hecho con todas nuestras autorizaciones de uso de emergencia de la vacuna COVID-19”.

Esta última afirmación parece no concordar con la realidad de los resultados de los ensayos realizados, a no ser que realmente la FDA piense que un 86% de efectos secundarios sea algo normal y no les importe en lo absoluto poner en riesgo la vida de los jóvenes, sin olvidarnos que también hay posibles efectos adversos a mediano y largo que podrían generar en los que reciban esta vacuna ARN experimental.

Sebastian Arcusin – BLes.com

Noticia reproducida en euskalnews.com

10 COMENTARIOS

  1. Todo lo que pueda decir aquí se queda corto ante la incomprensión que siento por unos padres que someten a sus hijos a ser unas cobayas en manos de cientificos sin conciencia.

  2. En mi opinión, la pregunta a hacer debería ser: ¿cuál es exactamente el beneficio de inocular a los niños un tratamiento cuyas consecuencias, dicen, no se pueden conocer para prevenir una enfermedad que no les afecta o les afecta levemente?
    Está claro que para un niño coger el covid es muchísimo menos peligroso que el tratamiento génico. ¿Entonces?
    La única respuesta posible es que lo que se pretende hacer con los niños responde a otros objetivos distintos de los declarados y que se intuyen siniestros.

  3. Lo único que me pregunto yo es como han llegado los pueblos a ser tan cobardes. Será a causa de las vacunas? Ya ni vergüenza me dan. Verlos meterle un bozal a sus hijos y vacunarlos a pesar de todo lo que se ha investigado al respecto de este fraude. Hay que ser muy cobarde. Los políticos y periodistas ni cuentan; están muertos en vida. Al igual que los médicos que han callado sabiendo o sospechando. Pero el resto…a esta altura da asco. Verlos caminar escondidos tras un bozal con mirada psicótica entregando a sus hijos sin siquiera molestarse en saber. Parece mentira que sus antecesores hayan librado batallas para defenderles. De haber sabido que serían tan dóciles ni se habrían molestado. En mi país, han luchado por defender unas islas contra todo pronóstico en desventaja numérica, tecnológica y logística. Y a pesar de haber perdido la batalla han ganado el respeto y la admiración de sus pares en todo el mundo. Le han dado esperanzas a quienes bajaban la cabeza antes de pelear.
    En honor a ellos y a los muchos que han entregado sus vidas para que las de otros sean dignas es que no descansaré protegiendo a mi hijo. De estas lacras que quieren vacunarlo y por sobre todo de la desgracia de vivir entre verdaderos cobardes.
    A los asesinos que blanden esta espada silenciosa y traicionera: los estoy y los estaré esperando.

  4. Habeis venido a jugar con fuego y os estais quemando. Estais usando niños para justificar vuestro absurdo discurso negacionista. De nuevo, tampoco sabeis leer ingles ni interpretar informacion asi que vamos punto por punto de vuestro articulo.

    Lo primero, ese famoso 86% que os sacais de la manga. 86% de los niños sufrieron de dolor en la zona del pinchazo, como bien pone en la tabla. Nada de efectos adversos, lo pone bien claro en la tabla que adjuntais. Luego, menos de un 8% tuvo consecuencias mas graves, como hinchazon (swelling) o rojez (rednesss). Dolor por pinchazo es algo que ocurre con todas las vacunas, no es algo especifico de pfizer.

    Lo segundo, la diferencia entre niños con primera y segunda dosis. En el informe se detalla claramente si alguien murio durante el estudio, cosa que pfizer ya ha hecho en previos estudios. Ningun niño murio durante el ensayo. La insinuacion que haceis ademas de ser erronea es ruin y vil.

    Finalmente, usais lo que quereis del informe. Un 86% presento dolor en la zona del pinchazo que desaparecio a los dos dias, al igual que los vacunados. Se os olvida citar las tablas 9 y 10 donde muestran que la vacuna es efectiva entre un 95% y un 100%, con generacion de anticuerpos y neutralizacion del covid.

    Este articulo, a parte de ser una pobre interpretacion de un analisis por pares, tiende a ser alarmista.

    De nuevo, contratad a alguien que sepa ingles.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!