MUNDO

Alemania falsificó las cifras de ocupación de camas en las UCI para justificar las restricciones sanitarias

En todo el mundo los relatos oficiales sobre la pandemia se han sostenido con datos falsificados. En Alemania también. El Tribunal de Cuentas denuncia que las cifras de ingresados en las UCI se manipularon. Los hospitales declararon que estaban llenas cuando la realidad es que la ocupación no alcanzaba al 75 por ciento de su capacidad, según informa mpr21 citando como fuente a un medio alemán.

Lo mismo que en Francia, los motivos del fraude no son sanitarios sino económicos: a mayor ocupación de las UCI, mayores subvenciones. Los hospitales inflaron la cifra de enfermos ingresados en cuidados intensivos para obtener más dinero.

En Alemania los hospitales recibían dinero por posponer o suspender los ingresos programados de enfermos para liberar espacio para los casos de coronavirus. Las subvenciones alcanzaron más 10.000 millones de euros sólo en 2020. Para el tratamiento de los enfermos, los hospitales recibieron 1.300 millones más que el año anterior, a pesar de que la ocupación de camas fue casi un 8 por ciento inferior.

En un año se han gastado unos 686 millones de euros hasta principios de marzo. El Tribunal de Cuentas critica los pagos con los que el gobierno reembolsó a los hospitales por las camas adicionales de cuidados intensivos. El Ministerio de Sanidad todavía no ha determinado el número de camas de cuidados intensivos realmente creadas ni el número de camas adicionales adquiridas.

Los auditores sospechan que varios hospitales informaron de que había menos camas de cuidados intensivos gratuitas de las que realmente existían para recibir ayudas económicas del gobierno federal.

Tampoco es ninguna sorpresa: en noviembre del año pasado Alemania cambió la ley para que los hospitales cobraran más dinero cuando la ocupación de las camas de cuidados intensivos superara el 75 por ciento.

El Tribunal de Cuentas sospecha que algunos hospitales notificaron menos plazas de cuidados intensivos de las que realmente tenían. A su vez el gobierno ha invocado la ocupación de camas en las unidades de cuidados intensivos para justificar el toque de queda y otras restricciones sanitarias.

El ministro de Sanidad, Jens Spahn, reconoce los “pagos excesivos” a los hospitales. Spahn argumenta que, como consecuencia de la pandemia, el número de plazas en las UCI es insuficiente y que debieron duplicarse. Pero no hay ninguna prueba de que se hayan duplicado realmente.

—https://www.merkur.de/welt/coronavirus-deutschland-bundesrechnungshof-jens-spahn-intensivbetten-maske-apotheke-bonn-kritik-zr-90798759.html

2 COMENTARIOS

    • En la primera línea le responden: «En todo el mundo los relatos oficiales sobre la pandemia se han sostenido con datos falsificados.»

      Slds.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!