MUNDO

Un estudio de la Universidad de Munich indica que el «confinamiento» NO ha servido de nada


Lo que venimos diciendo desde hace tiempo se va cumpliendo: el confinamiento, al igual que el resto de las restricciones, no sirven para nada. Resulta que un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Munich reitera que el confinamiento no ha tenido ningún efecto en la reducción de la tasa de propagación del coronavirus en Alemania.

Los científicos encargado del estudio no encontraron “ninguna relación directa” entre el confinamiento y la reducción de las “tasas de infección”. El estudio revela que en tres ocasiones, antes de que Alemania impusiera el confinamiento en noviembre, diciembre y abril, las “tasas de infección” ya habían empezado a descender, según informa el rotativo británico The Telegraph.

Más allá, el índice R que, según aseguran los epidemiólogos, indica el número de personas a las que un “infectado” transmite el virus, ya era inferior a 1 antes de que entrara en vigor el confinamiento. El año pasado un estudio filtrado por el Ministerio alemán del Interior sostuvo que en Alemania el confinamiento podría acabar matando a más personas que el coronavirus, ya que las víctimas de otras enfermedades graves quedarían sin tratamiento, provocando el empeoramiento e incluso la muerte por ello.

Cabe a destacar que este estudio no es ni mucho menos el único que ha concluido que el confinamiento es totalmente innecesario. Otro estudio publicado en enero por investigadores de Stanford concluyó que el confinamiento obligatorio no frena la propagación del coronavirus más o mejor que las medidas voluntarias.

El pasado mes de marzo, Jay Bhattacharya, profesor de medicina de Stanford, declaró a Newsweek que el confinamiento ha sido “el peor error de salud pública de los últimos 100 años”. A principios de este año, académicos de Duke, Harvard y Johns Hopkins concluyeron que podría haber alrededor de un millón de muertes adicionales en las próximas dos décadas debido al confinamiento.

Asimismo, otras investigaciones han llegado a la conclusión de que la contención “destruirá al menos siete veces más años de vida humana” de los que salvará. En otras palabras: que no solo no es beneficioso, sino que encima puede resultar muy perjudicial.

1 COMENTARIO

  1. Estoy totalmente de acuerdo que el confinamiento ha sido la medida menos acertada para acabar con el contagio del coronavirus. Desde mi punto de vista ha sido la medida más letal para acabar con la vida de miles de personas, ya que motivó que personas que se sentían enfermas no acudieran a los hospitales por miedo a contagiarse. A la vez ha creado trastornos mentales en muchas personas que estaban sanas, y ha empeorado a las personas diagnosticadas que los padecían.
    He escrito recientemente un artículo sobre esto. Por otra parte estoy segura que los expertos en salud mental sabían que el confinamiento traería consecuencias muy graves a nivel psicológico. ¿ Porqué lo hicieron ?

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!