POLÍTICA

Así celebraron la victoria electoral tres días antes de imponer la mascarilla obligatoria y otras tantas restricciones: EZ AHAZTU!

Hoy, al igual que todos los días desde marzo del pasado año 2020, los voceros del establishment vasco han continuado con sus tareas diarias, es decir, seguir con el minuto y resultado de lo que ellos llaman «la crisis de la COVID» en Euskadi. Uno de los más habituales es Dani Álvarez, periodista de Euskal Telebista y uno de los rostros más conocidos del periodismo vasco durante la última década. Hoy, cómo no podía ser de otra manera, ha tuiteado el minuto y resultado del número de casos positivos del virus chino en base a unos tests PCR que fallan más que una escopeta de feria y los cuales su propio inventor, Kary Mullis, Premio Nobel de Química del año 1993, consideraba no aptos para el diagnóstico de una enfermedad.

«Euskadi hoy: máximo de positivos de toda la pandemia: 1583 casos en 24 horas. Sólo en el bilbaíno hospital de Basurto se ha pasado de 3 enfermos COVID el 8 de julio, a 35 hoy, 21 de julio», afirma Dani Álvarez en uno de sus típicos tuits mañaneros para seguir colaborando con la política del miedo a la que están abonados los principales dirigentes del Gobierno Vasco, tal y cómo viene denunciando el biólogo Jon Ander Etxebarria desde el comienzo de este oscuro tiempo al que llaman «pandemia». De hecho, hoy no podía faltar, ya que, supuestamente, hemos hecho «récord de positivos».

Es aquí cuando llega a la fiesta del minuto y resultado habitual de Dani Álvarez un invitado inesperado: Andoni Agirregomezkorta. El popular actor gipuzkoarra lanza una pregunta al aire, totalmente «sincera y nada retórica», en la que se pregunta por qué razón ocurre lo que ocurre cuando una buena parte de la población se ha inoculado con los medicamentos experimentales, ya sean basados en adenovirus o en ARNm.

«Con el 60% de la población vacunada, ¿a qué conclusión nos lleva esto? (Pregunta sincera y nada retórica)», cuestiona con mucho respeto Agirregomezkorta. Cómo no, no ha tardado en responder el típico alarmista alejado del sentido común, quien no ha dudado en afirmar que «si no estuviéramos vacunados en un porcentaje tan alto no habría fosas para tanto muerto…».

Claro, como el verano pasado, cuando sin ninguno de esos medicamentos experimentales a los que el tuitero define como vacunas, los datos eran mucho menores. ¿Sabéis por qué? Muy sencillo. Por la cantidad de PCRs que el Gobierno Vasco lleva a cabo y la manera en la que realiza estos. Curiosamente, el verano pasado tuvimos elecciones. El Gobierno Vasco bajo el pistón, hizo menos PCRs, y había menores supuestos contagios COVID. Llegaron las elecciones menos legítimas de la historia debido a que la mitad de los vascos dieron la espalda a dichos comicios y, además, en la que a varios centenares de vascos se les impidió ejercer su derecho al voto, y pasó lo que tenía que pasar.

Vencieron y comenzaron a hacer tests como si no hubiera un mañana para justificar restricciones como el cierre de txokos y lonjas juveniles o la imposición del uso obligatorio de la mascarilla en la vía pública. Incluso en la punta del monte donde es más fácil ser devorado por una piara de jabalíes que cruzarte con el supuesto virus chino que viaja por el mundo con mayor facilidad que una azafata de Iberia o British Airways. De hecho, la imposición del uso obligatorio de la mascarilla en espacios abiertos entró en vigor tan solo tres días después de celebrar la «victoria» electoral de esta manera:

Los dirigentes jeltzales celebrando la «victoria» en las últimas elecciones sin mascarillas, sin distancia de seguridad y con mucho contacto físico.

Pues aquí, en euskalnews.com, somos muy generosos. Por ende, vamos a ofrecer una respuesta a la pregunta lanzada al aire por Agirregomezkora. No, los medicamentos experimentales no sirven de nada y no «inmunizan» a nadie, tal y cómo ha admitido el establishment político y las propias farmacéuticas afirmando que las vacunas no inmunizan sino que protegen en caso de contraer la enfermedad. Hay otros medicamentos como la ivermectina o la hidroxicloroquina que puede que sean efectivos, pero ese es otro tema y no es la respuesta a la pregunta lanzada al aire.

Andoni Agirregomezkorta (Fuente: Twitter).

La respuesta a la pregunta es simple: «¿A qué conclusión nos lleva esto?». Muy sencillo. A que el Gobierno Vasco se vale de los poco fiables tests PCR (los realizan hasta a 40 ciclos, es decir, una completa locura) para crear olas a su antojo y aumentar/disminuir el volumen de casos de manera interesada. El problema son los PCRs. De hecho, nunca jamás han seguido un patrón en las muestras realizadas. Todo esto lo lleva denunciando desde agosto del año pasado el hasta hace poco Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi. Sin embargo, como el pensamiento crítico y el debate científico están prohibidos en este país… ¡Estamos como estamos!

¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!