POLÍTICA

Comienza la nueva campaña de acoso policial anunciada por Urkullu

El poco transparente Servicio de Prensa de la Ertzaintza acaba de anunciar que tanto la Ertzaintza y las Policías Locales pondrán en marcha operativos especiales de lo que ellos llaman protección ciudadana de manera coordinada que permitan el cumplimiento de las supuestas nuevas normas sanitarias (incomprensibles restricciones totalitarias), anunciadas hoy por el Lehendakari, Iñigo Urkullu. En otras palabras, que comienza una nueva campaña de acoso policial contea el pueblo.

Pediríamos tranquilidad, ya que la nueva normativa es absolutamente ilegal y no tenéis que hacer caso alguno. Es un nuevo ridículo de la administración Urkullu. Uno más. ¿Cuál es el problema? Que Urkullusolini, como este apodo indica, se va a valer de los cuerpos policiales para incordiar a los vascos e imponer su totalitarismo covidiano en Euskadi.

Así pues, el Servicio de Prensa de la Ertaintza que, tal y cómo demostramos, miente de manera descarada e interesada, ha informado de que «la Policía Vasca pide responsabilidad y colaboración ciudadana para evitar eventos festivos, celebraciones grupales, concentraciones de personas, respetar aforos, mantener las distancias de seguridad y utilizar adecuadamente la mascarilla». En otras palabras, que sigue la política del miedo.

«De la misma manera, se trabajará de manera especial para evitar el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública y, más aún, si es en grupo numeroso como, por ejemplo, ocurre durante los denominados botellones. En este sentido, las autoridades sanitarias indican que nos encontramos en una situación de alta intensidad de transmisión de contagios, sobre todo, entre la población más joven. Por eso,  la Ertzaintza y las policía locales piden especial colaboración de este segmento de edad para respetar la nueva normativa que mañana entra en vigor», indica el poco transparente Servicio de Prensa la Ertzaintza con el descaro al que nos tienen acostumbrados.

«Estos dispositivos policiales conjuntos y coordinados de la Ertzaintza y las policías locales centrarán sus funciones preventivas en momentos de fechas festivas o señaladas y lugares de mayor concentración de personas como las zonas céntricas de los núcleos urbanos, espacios de recreo y esparcimiento, playas, lugares habituales en los que se tiene conocimiento de botellones, etc. Igualmente, se instalarán controles de alcoholemia y drogas en todas las carreteras vascas», añaden.

En otras palabras, que el acoso aumentará en las zonas de ocio y en cualquier lugar donde uno se pueda divertir y así poder olvidar, al menos un poco, la miseria a la que parece que quiere llevarnos el actual ejecutivo vasco. Y si de paso rascan algo con multas y con controles de alcoholemia, mejor que mejor. Pero no olvidéis: aquí el cash es secundario. Lo importante es el recorte de derechos y libertades al que le han cogido un gusto tremendo y que no parece que vaya a acabar… A no ser que nosotros, el pueblo, lo paremos.

¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!

1 COMENTARIO

  1. a mi me multaron hace meses en Zaragoza por tema del bozal…..pedian 600 eur ahora piden 300 y mi abogado dice que al poco ya ni pediran pq esto es como una mierda pegada a un palo

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!