EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“De hombres y perros” – José Miguel Ruiz Valls

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

DE HOMBRES Y PERROS

Ha pasado ya, más de un año, desde que fui vilmente agredido por dos individuos vestidos de policía local, cuando realizaba mi compra semanal en mi supermercado habitual. Mi “delito” fue no llevar máscara. Pese a todo, les ofrecí mi perdón, si me dejaban salir del encierro ilegal al que sometieron después. -Un día u otro comprenderéis que estamos en el mismo bando- les dije. Ellos me respondieron –Gracias pero no podemos aceptar tu oferta, pues el médico que solicitaste informó que te sangraba la boca- Temiendo ser ellos los denunciados, optaron por huir hacia adelante.

Así pues, hace ya más de un año, que estoy esperando que me juzguen. La juez de instrucción, después de todo este tiempo, sin practicar una sola prueba, bajó la calificación a simple desobediencia ¿Desobediencia a qué? Pues a unas ridículas “medidas” amparadas por un estado de alarma que el Tribunal Constitucional ha declarado ilegal. Ahora toca que el fiscal nos traslade su escrito de acusación. Debo confesar qué, como jurista, siento cierta morbosa curiosidad por ver como ese “señor” (o “señora”) defiende lo indefendible. (He leído, por ahí, que fuimos unos nueve mil, los encarcelados por defender nuestra dignidad, por no querer ponernos un bozal ridículo, ineficaz e incluso dañino).

El caso es que hace ya más de un año que no llevo bozal (De hecho no lo he llevado nunca, salvando los cinco minutos que me lo puse, en Correos, para hacerle un favor a un amigo, y porque una cartera me coaccionó). Carteras, cajeras, enfermeras… Aquí quién más y quién menos ha jugado a ser policía, ayudando a imponer unas ridículas medidas amparadas en un estado de alarma ilegal. Pero no escribo esto para quejarme. Al fin y al cabo yo estoy sano (o como se dice ahora, asintomático) mientras que todos esos policías, con o sin placa, están muy afectados, tanto física como psicológicamente.

Dicen los psicólogos conductistas (Esos que aplican a los humanos lo que investigan en los perros) que veintiún días es lo que se tarda, más o menos, en alterar una conducta. La justicia ha tardado más de un año en declarar ilegales unas medidas que impusieron los políticos, sin contar con asesoramiento experto, según ellos mismos confesaron ¡Un año es diecisiete veces veintiuno! Ciertamente, la justicia lenta es ya una forma de injusticia, y la evidencia nos la ofrece hoy toda esa gente que sigue llevando bozal aunque nadie les obliga.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
3 Comentarios
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
9 meses

La foto lo dice todo. Es una puta vergüenza que la gente sea tan jodidamente subnormal.

EnekoAhíVaLaHostiaPues
EnekoAhíVaLaHostiaPues
9 meses

Poco tenía que ver el artículo con la foto. Yo también he alucinado con los tenderos con complejo de policía. Esa gente que no se come una mierda y aprovechan la primera ocasión para mandar. Mucha lástima.

Fou
Fou
9 meses

Tremendo George! Me declaro culpable de tu enmascaramiento! Gracias José.

error: Content is protected !!
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x