OPINIÓN

«La segregación en la educación» – Aitor Unanue

  • La opinión de Aitor Unanue
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión en euskalnews.com (tanto en castellano como en euskera), podéis enviarlos a info@euskalnews.com

La segregación en la educación

La segregación era una cuestión mencionada una y otra vez en la educación. La existencia de diferentes redes educativas, y el papel que juegan los padres en cada una de ellas y el consiguiente precio a pagar por los servicios educativos, si podría ser de alguna manera un factor de segregación entre los diferentes sectores sociales. Una y otra vez escuchamos la denuncia de algunos sindicatos de que las ikastolas de iniciativa popular segregaban. Aunque sabían bien que los sistemas de becas internos en las ikastolas están bien extendidos, para todo aquel que tenga dificultades para hacer frente a las cuotas cooperativas.

Sin embargo, hoy parece que la segregación en la educación ha desaparecido, difícilmente se escucha una reflexión o denuncia sobre este tema. Cuando es más evidente que nunca, que la integración social de todo el alumnado, la socialización, está condicionada totalmente e imposibilitada por las medidas que hoy están en vigor en todas las redes educativas. Cuando se tapa la cara a los alumnos, cuando no se les permite acercarse, cuando se les prohíbe trabajar en conjunto, cuando se les prohíbe enseñar el uno al otro, cuando se prohíben las excursiones, cuando se suspenden todas las celebraciones festivas de los centros escolares, no solamente segregan, sino que impiden la socialización de los alumnos.

En consecuencia, el centro ha pasado a ser un obstáculo en el camino del alumno desde la familia a la sociedad durante su desarrollo, renunciando a su función principal.

Hablar de educación inclusiva es una utopía en estas condiciones, y el derecho universal a una educación de calidad que corresponde a cada alumno es totalmente violado.

Las medidas en vigor hoy en los centros y que el departamento educativo quiere mantener no garantizan en absoluto el derecho a la educación que corresponde a todo alumno, a una educación inclusiva. Los centros son factor de segregación y un obstáculo.

Todo esto se ha querido justificar con una pandemia, pero ya hay quienes evidencian que no es más que una excusa. Hay información y estudios científicos que lo corroboran.  La tasa de mortalidad es nula en estas edades,  la cuestión de los enfermos asintomáticos ha sido la mentira más extendida últimamente y la transmisión por asintomáticos prácticamente nula.

Si esto era poco, los estudiantes están siendo invitados a participar en la experimentación de vacunas sobre seres humanos, prohibida desde 1945.

¿No es suficiente? ¿Para todo aquel que tenga una mínima responsabilidad en educación, cualquier  agente educativo, sindicato, asociación de padres, asociación de colegios y educación, no es suficiente todo esto para empezar a denunciar este ataque desmesurado sobre la educación de nuestros hijos? ¿Hasta cuándo debe continuar este silencio? ¿Hasta cuándo esta complicidad?

Nunca es tarde para disculparse y denunciar esta barbaridad, al igual que ha hecho el director del diario alemán de mayor tirada en Europa, Bild.

Manifestación el 24 de julio, Sábado en Donostia/San Sebastián a las 12:00 horas en Sagüés-Zurriola.

Nahikoa da!

Aitor Unanue

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!