MUNDO OPINIÓN

El Dióxido de Cloro no es un medicamento

  • La opinión de José Miguel Ruiz Valls, colaborador habitual de euskalnews.com
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

EL DIÓXIDO DE CLORO NO ES UN MEDICAMENTO

Es cierto. Antes del «pandemónium», los tratamientos con medicamentos ya eran la primera causa de muerte no-natural, según advirtieron prestigiosas publicaciones médicas. Por tanto, ¿qué interés podemos tener, los que divulgamos las bondades del dióxido, en que se asocie este producto con los medicamentos? El dióxido de cloro no es un medicamento, es solo un buen desinfectante. ¿Y para qué sirve un desinfectante? ¡Para eliminar una infección!

Hay muchas plantas potabilizadoras de agua que lo utilizan, como por ejemplo, el Canal de Isabel II, que suministra agua a la ciudad de Madrid. Eso significa que, si vives en Madrid, ingieres dióxido de cloro cada día, seas consciente o no de ello. La cuestión es que nunca te has infectado al beber agua del grifo, y eso que sabes que los pantanos en los que se almacena no están muy limpios (Si los ha mirado de cerca). La gran virtud del dióxido de cloro es que elimina prácticamente cualquier virus, bacteria o parásito.

Pero no todas las infecciones provienen del agua. Es más, a menudo no se logra averiguar de dónde provienen. Lo que hago en tales casos es añadir unas pocas gotas de dióxido a esa agua potable que ya fue desinfectada con dióxido. Así aumento su poder desinfectante y elimino prácticamente cualquier infección, venga de donde venga ¿Hay una dosis, a partir de la cual, puede resultar dañino? La verdad es que todo lo que ingieres puede resultar dañino, si te pasas… ¡Incluso aquello que consideras más sano! ¿Acaso no se ha suicidado mucha gente utilizando medicamentos? ¿Piensan prohibirlos por eso?

Puede que te tranquilice saber que un juzgado se vio obligado a archivar una denuncia que interpuso fiscalía contra un gran divulgador de las bondades del dióxido (Josep Pámies) porque no encontraron a nadie que hubiera resultado dañado por su uso (Sin daño no hay delito). Saber eso puede quitarte mucho miedo pero no es suficiente. Una persona responsable investiga lo que ingiere: se trate de alimentos, medicamentos, vacunas o desinfectantes como el dióxido; o se trate, simplemente, de agua potable.

Pero el dióxido de cloro es algo más: Es la gran evidencia de que el «pandemónium» ha sido una inmensa tomadura de pelo. ¿Qué ocasionan los coronavirus sino infecciones? ¿No existía el dióxido de cloro antes de que se autorizara el uso de emergencia de las vacunas-covid? ¿No requiere la autorización de emergencia la inexistencia de remedios disponibles? El dióxido de cloro demuestra pues la corrupción de las autoridades sanitarias, que autorizaron una vacuna peligrosa, sabiendo que existían remedios prácticamente inocuos.

Sin duda, el dióxido de cloro tendrá un papel muy importante en «los Juicios de Nuremberg II», pero lo mejor no es eso. Lo mejor es que, gracias a esta sustancia impatentable, muchos afectados por las vacunas tendrán una oportunidad de frenar sus, a veces terribles efectos adversos, aunque no todos, pues el dióxido de cloro también tiene un límite: ¡Solo puede funcionar en personas humildes!

José Miguel Ruiz Valls

3 COMENTARIOS

  1. Bueno, nosotros llevamos años usándolo. Nos hemos quitado alergias con el dióxido, los dos. Ahora estoy tomando de nuevo por un quiste dental y para el herpes labial. Un tratamiento de 10 días y sin herpes más de un año

  2. Hace casi dos años empecé a tomarlo después de empaparme de información. Y me siento muy afortunada de tener la mente abierta, porque llevo 2 años sin ni un ligero resfriado! Tenía un problema en un pie, que cuando llevaba más de una hora caminando, se me adormecía.
    Y lo más alucinante fue cuando por error, comí una hamburguesa vegana con gluten, y me sentó perfectamente siendo celíaca y muy sensible al gluten. Las análiticas al año de tomarlo, estaban mejor que nunca!
    Cómo trabajo de cara al público y estoy obligada a usar mascarilla, sigo tomándolo en una dosis muy baja durante la jornada de trabajo, para evitar problemas de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!