EuskalNews – La actualidad sin censura

La actualidad sin censura

OPINION

“Tiempo presente” – Iulen Lizaso Aldalur

  • Escrito por Iulen Lizaso Aldalur, padre y abuelo, de Hernani
  • Si queréis que publiquemos vuestros artículos de opinión, tanto en euskera como en castellano, podéis enviarlos a info@euskalnews.com

Nada en la vida ha de ser temido…solo comprendido…y ahora es el momento de comprender más para temer menos”. Nos invitaba Madame Curie.

Siendo que falleció en la misma década en que nació Luc Montagnier, si la estudiosa científica pudiese volver sobre sus palabras, estaría más cerca de las que hoy anuncia y denuncia su compatriota, que las que antes sirvieron a ella. Como dardo envenenado, a Luc Montagnier le concedieron el Premio Nóbel de Medicina en 2.008, por sus trabajos sobre el “Virus y el Sida”. Una operación de marketing cientifico de la OMS, para reconocerle como el científico más acreditado en el campo de la Microbiología y la Medicina en el siglo XXI.

Pero paradojas de también este siglo, tal como hicieron antes al inhabilitar a su compatriota Jacques Benveniste, durante años Director de Inmunología del Instituto de la Salud e Investigación Médica de Francia (INSERM), sin lugar a dudas, hoy harían lo propio con Luc Montagnier. A ambos “negacionistas”, los han pasado a la marginación en la comunidad científica y al ostracismo en las revistas médicas, pero con ese pesar del pasado y el alma dolorida, éste sigue.

Reconocido en su día como el descubridor del virus causante del Sida-VIH, hoy se retracta de las “verdades absolutas” de la ciencia, y se distancia de la teoría oficial, tanto del Sida como del Covid19, “causantes” de patologías atribuídas a los virus VIH y SARS-Cov2 respectivamente, porque: ninguno de los dos ha sido purificado, ni aislado, ni secuenciado. Se negaron a reescribir las verdades sobre el Sida y el AZT, lo que le llevó a dar un portazo a la ciencia oficial. Hoy por las mismas razones con el Covid19 y la vacuna, reafirma su no vuelta atrás en lo acertado de su determinación, que por higiene científica y verdad médica opta por mantener un alejamiento progresivo de los dogmas científistas.

¿Cuanto tiempo pueden durar tantos colegas científicos sin enfermar, por esa lucha entre la mentira del intelecto y la verdad en la conciencia….en el alma?

Al alejarnos de la Verdad, del olvido de la esencia de ser y memorias evolutivas a desarrollar para nuestro progreso humano y espiritual, nos hacen presas de ideologías, para sumirnos en la ignorancia y la dependencia. Así es como nos quieren; civilización perdida y desenraizada de nuestro Origen. Estériles, al alterar nuestra genética cósmico-infinita y convertirla en engendro orgánico-tecnológico. Abrazar lo finito, cuando resonar alma con Alma del Sentir que emite la Tierra, nos permite crear existencia futura en espacios de inmortalidad.

Esos intelectos, hoy exacerbados en su afán por mantenernos en la oscuridad de su “ciencia” médica, nos quieren hacer creer que, este anhelo evolutivo arriba expresado, corresponde a una fantasía sin base científica; más propia de “colgaos” y seguidores de curanderos, gurus espirituales y hechiceros de la metafísica y pseudociencia de la salud… que de humanos silvestres y sanos.

Todo lo que esté destinado a NO suceder, no sucederá, por más esfuerzos que hagan, y lo que esté destinado a suceder, sucederá por mucho que se opongan

Vista con la lente Arco Iris de quienes van despertando ya fuera de la Caverna, esa vida pasada es sueño, mas bien pesadilla o tumor incrustado aún dentro de una Tierra, que ya despierta conciencia de sanación en sus células humanas.

“Emergencia” pandémica, consecuencia de lucha de logos o conciencias. Lucha entre madres que se disputan una misma criatura. Y hoy la humanidad entera y el Universo entero, nos la jugamos a una sola carta, a partir de, ¿quien será esta vez, el Salomón…o era Saba…. que desde su sabiduría determine nuestro futuro ya fuera de la Tierra; bien como ser unificado llamado a continuar en mundos estelares o bien como criatura partida en dos…y dejar de ser?

Ser o no ser: ¿quien guarda ese As bajo la manga? ¿elegimos el tiempo pasado de intelectos anclados… o el Espacio futuro donde afianzar la Existencia?

Tiempo pasado y Espacio futuro para vivirlo como nuevo Tiempo, pero…¿que es del tiempo presente de un aquí y ahora tan atribulado para la humanidad?:

Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro. Nunca la humanidad sufrió crisis tan importantes al mismo tiempo; todas ellas de falsa bandera para amenaza de nuestra Salud…a la que oponemos nuestra Verdad.

Mientras sigan censurando y desvirtuando, los nuevos descubrimientos que históricamente se dan en la parte de la ciencia desalineada de la entropia globalista; mientras se sigan encumbrando falsas teorías científicas moduladas a ese interés por encima del bien social… el progreso de la humanidad seguirá siendo rehen de unas elites, cuyos principios son modulables a interés y cuyo objetivo es el control total de la población…. aún a costa del Derecho Natural.

Eran tiempos en que la hoguera borraba la memoria de ilustres hombres de ciencia, para los cuales, la Lluvia en el tiempo ya se ha encargado de aplicarles una justicia restaurativa. En el otro polo, los aún encumbrados por la ciencia oficial a pesar de demostrarse empíricamente acientífica muchas de sus teorías

Desde una cronología histórica de arranque en la era preindustrial, Malthus (1) y su teoría económica-eugenésica para promover el control demográfico. Darwin (2), como padre de la teoría evolutiva-supremacista para control demográfico selectivo. Pasteur (3), y su teoría precursora (hoy tan socorrida para sostener el guión eugenésico de esta sucesión de pandemias víricas virtuales desde el Sida hasta el Marburgo para control demográfico) de la patogenésis vírica exógena, como único vector microbiológico “indiscutible” de enfermedades infecciosas.

Tres falsos mitos científicos. Quedan los innombrables por anónimos; hombres de ciencia de la era postindustrial, encumbrados en esa corrupta torre de Babel injertada en la pirámide del poder. Control poblacional y desposesión de bienes privados a toda la humanidad: “No tendréis nada pero seréis felices”, es el mantra globalista, para la supervivencia humana subsidiada por una renta universal, como contraprestación a la obediencia y sumisión coercionada; es decir, venderles el alma a cambio de una felicidad robotizada. Programas de vacunación vitalicia, incluyendo a niños y bebés, para lograr la hibridación orgánica-tecnológica (transhumanismo) progresiva y…la esterilización global.

Seguir soslayando; seguir premeditadamente descuidando y orgánicamente atrofiando nuestro sistema inmune, por exceso de medicación, psicosis por miedo inoculado y estrés emocional sostenido por la influencia mediática, hace que el Talento divino que es nuestra Salud…. lo dejemos enterrado.

Cuando esa Madre que hoy camina entre los hombres, dice que la Tierra es una “Cuna de futuras estrellas”, ¿acaso no se refiere a Su vientre Pacha-Mama que hoy, fruto del estado de gestación de su Núcleo, manifiesta su fiebre de Amor a través del Calor creciente e imparable, que la ciencia dogmatizada lo atribuye a la acción humana…. y no a la divina para evolución humana?

Si al unisono con los cambios que internamente se vienen dando en el Alma Madre del planeta, los humanos fuésemos enlazandonos internamente con la nuestra, lograríamos dar la vuelta al “calcetín”. Conseguiríamos ser por fuera la divinidad interior que somos; nada de lo que hoy nos acecha de la Oscuridad, nos arrastraría lo más mínimo……asignatura pendiente y tabla salvadora.

Abortar esta evolución, es la razón de ser de todas pandemias. La del Sida-VIH, fue el arranque experimental. Hoy toman carrerilla para repetir operativo, con la falaz justificación de otra pandemia con un nuevo virus, siendo su mayor afán, recortar libertades, como nunca, en la historia conocida por la humanidad

Recuerda quien eras antes de que el mundo te dijera quien debes ser”. Un preámbulo al tratado sobre nuestro desencaje, en el puzzle de poder mundial, siendo el sociólogo Michel Foucault quien mejor nos ubicó en él: “Nuestro cuerpo, al estar atrapado en un campo político, las relaciones de poder operan sobre él, lo cercan y lo someten convirtiéndolo en un objeto de saber.”

Eva Illouz lo desgrana con buen tino: “El engaño del neoliberalismo debe ser denunciado. La era en que cada actor económico está ahí únicamente para acumular oro en sus bolsillos debe terminar. El interés público debe pasar al frente en las políticas públicas y las empresas contribuir a este bien público, si quieren que el mercado siga siendo al menos un marco para las actividades económicas, pues el mundo al ser irrevocablemente interdependiente, solo una respuesta de este tipo puede ayudarnos a hacer frente a la próxima crisis”.

Sin mundo no hay objeto de explotación, sin Salud no hay sujeto de evolución. La Luz de la Salud y siembra de la Abundancia de la Verdad que ya nos llueve; agostarán la raíz de un mundo enfermo y verse libre de enfermedades creadas por él. El enfermo es anterior a la enfermedad Sin enfermo no hay enfermedad y éstas, al ser de origen endógeno, se gestan en los dos cerebros que nutrimos los humanos: el intestinal y el mental, por alimentación y pensamientos. Sobra ciencia médica y falta amor y respeto en el plato.. ..paz y libertad en la mente.

Ignorar que en la otra orilla nos esperan; desoir la Llamada a favor de una vida basada en el respeto hacia todas las criaturas nacidas de madre… a la vez que más insalubre para uno mismo en lo orgánico y psicoespiritual, nos distancia de la evolución ascendente que lleva la Tierra, preparando nuestra nueva Cuna

Antes de ser ya te conocía”, nos recordó Jesús de Nazaret…..ahí volveriamos.

REFERENCIAS:

(1) Malthus.

Thomas Malthus, economista británico nacido en 1776, se ganó un lugar en la historia por su visión oscura y pesimista sobre el futuro de la humanidad.

El problema que Malthus identificó hacia finales del siglo XVIII fue que el ritmo de crecimiento de la población superaba, con creces, la capacidad de la sociedad de producir alimentos suficientes para abastecerse. Esta diferencia, decía el académico, generará inexorablemente hambrunas, conflictos y muerte.

Malthus desarrolló sus ideas sobre economía clásica, en una serie de escritos de los que el más famoso fue el que publicó en 1798, bajo el títuloEnsayo sobre el principio de población, siendo lo más destacable la observación del crecimiento exponencial de la población y artimético de los alimentos.

¿Pero en qué se basó para enunciar su teoría, tan ajena al pensamiento de la época, y que hoy día muchos consideran relativamente profética? ¿Cómo surgió en Malthus esta suerte de ansiedad moderna en torno al aumento de la población y su relación con la escasez de alimentos, en un momento en que aún no se realizaban censos?

Sus ideas surgen de las observaciones directas de su entorno. Para Malthus, la crisis provocada por el crecimiento rápido de la población, más acelerado que el de la producción de alimentos, se hacía evidente en la pobreza que azotaba a los trabajadores de la campiña donde él trabajaba y vivía.

Malthus se desempeñaba como asistente del archivero en un condado al sureste de Inglaterra, y al tener acceso a datos, analizó los registros de la parroquia que reflejan la vida cotidiana de la que fue testigo y haber notado la divergencia entre el número de bautismos y el número de entierros“. En 1790, por ejemplo, hubo 15 bautizos y 8 entierros, y esa relación y mayor se mantuvo en los años observados.

Hasta que Malthus no expuso su teoría de que el crecimiento poblacional es un factor desestabilizante a tener en cuenta y relacionarlo con la ecología, no se dió esa alarma sobre el riesgo de la destrucción del planeta por el agotamiento de sus recursos.

Una frase suya, que le forjó antimpatías entre los humanistas y a la vez sirvió y más que nunca hoy, sirve de sustento intelectual y académico a los globalistas del nuevo orden que en el siglo XXI promueve la enajenación del alma, el Transhumanismo y requisa de bienes privados, fue: “El hombre que nace en un mundo ya ocupado no tiene derecho alguno a reclamar una parte cualquiera de alimentación y está de más en el mundo. En el gran banquete de la naturaleza no hay cubierto para él. La naturaleza le exige que se vaya, y no tardará en ejecutar ella misma tal orden.”

(2) Darwin.

Charles Robert Darwin, naturalista inglés, nacido en 1809, escribió el origen de las especies y formuló la “Teoría de la Evolución” que es uno de los modelos científicos más importantes que nos ha llegado.

Esta teoría viene a decir que los seres vivos evolucionamos con dos mecanismos: mutación y evolución. Hay quienes defienden que, las mutaciones se dieron sin ningún diseño ni objetivo, como por simpatía y al azar a modo de eugenesia silvestre no programada. Para los menos, se producen, por cumplimiento de un programa por fases evolutivas, de una memoria cósmica que ya la conteníamos latente en el espacio de la Nada, antes de nacer de nuestros padres, como hoy pudieran darse mutaciones del delfín hasta imagen humana pasando por anfibio. El segundo mecanismo, es la evolución selectiva, que quiere decir que, cuando esos cambios genéticos se dan, los organismos que han experimentado esa mutación tienden a vivir mas y a reproducirse hasta convertirse en especie dominante como se da con la humana…..animalizada.

Una teoría “supremacista” que conlleva la supervivencia del mejor, del más fuerte. Aunque la realidad amable, nos demuestra que es mas bien la supervivencia de los más adaptados, ya que la Naturaleza, como buena Madre, acoje a todos y para cada especie tiene reservada su función, su habitat, su defensa y su evolución.

Siempre en la historia científica de la humanidad y hoy de manera mas vehemente y acosadora en ésta tercera década de siglo, el supremacismo del humano animalizado, se ha superpuesto por encima de todas las especies, de todas las criaturas humanas y animales, de todos los reinos de la naturaleza, de todos los espacios terrenales, marítimos y estratosféricos, hasta llenarlos de chatarra tóxica y radioactiva.

La construcción de la torre científica del supremacismo humano arrancó, cuando hicieron converger la teoría de Darwin con la de Malthous; cuando se diseñó la hibridación de una teoría de la economía de la ecología, con otra de la economía de las especies. Ahora sí, el producto hibridado resultante de ambas teorías, es una mutación genética programada y de diseño, cuya nueva teoría llevada a la práctica (partiendo de la eugenesía llevada a cabo por los nazis, hasta la medicación global experimental que se lleva a cabo en el año 2.021)….es el TRANSHUMANISMO.

La asociación de darwinismo social y eugenesia selectiva, siendo considerada esta última como ciencia (ramificada de la medicina, la biología y la sociología) para selección de los mejores, la forjaron los mejores entre los que mejor definen que es lo mejor y quienes son los mejores. Siendo esta paranoia egótica, la causa que nos ha traído a la consecuencia de este aquí y ahora…. en este babel científico del siglo XXI.

La Unesco es el principal organismo internacional que vela por la ciencia, la cultura, la educación y los derechos humanos y de los pueblos..casi nada. Paradojas de la vida nos dicen que, el primer director general de ese organismo humanitario internacional dependiente de la ONU, fué Julián Huxley, un eugenésico que aceptó el cargo, cuando era presidente de la Sociedad Eugenésica Británica…..el polo opuesto de la Unesco.

Si el papel principal de la Unesco es asegurar la supervivencia por la alimentación, la salud y dignidad humanas, resulta que su primer director asume el principio de la teoría malthusiana: control de la población por falta de recursos. Todas las demás consecuencias distopicas, desde lo académico y clínico (iatrogenias) hasta la programación universitaria, llevan al ejercicio médico con diagnósticos protocolizados y despersonalizados, que la ingeniería social nos presenta como ciencia humana.

(3) Pasteur …. y la desmitificación de la imbatibilidad vírica endógena.

Louis Pasteur, investigador químico francés nació en 1.822. Dos siglos más tarde, sigue siendo el emblema personalizado, de la teoría científica académica oficial promovida por la OMS, para su reconocimiento en todas las universidades y facultades de medicina, sobre microbiología y enfermedades infecciosas.

En sus intentos de llevar a la práctica sus descubrimientos y experimentos, como aplicación en el campo de la salud, recibió el rechazo de una parte de la comunidad médica, y con grandes reservas y por impotencia ante ciertas enfermedades contagiosas como la rabia, se hicieron operativas por la otra parte, lo cual marcó época de lo que llamaron “Edad de Oro de la Microbiología”.

Hoy, en pleno auge de las vacunaciones-medicaciones masivas contra las declaradas oficialmente enfermedades infecciosas (VIH-Sida, Gripe Aviar, Gripe Porcina, SARS-Cov2, Marburgo y la próxima), cada día es más evidente que, con todas ellas, el mal que se viene dando supera al bien que se pretende atajar. A causa de ello y por más que intenten lograr la inmunización global con medicamentos, va cobrando más actualidad que nunca, que esa teoría del “bichito” que Pasteur defendía ante su profesor Bechamp y Bernard, hoy está mas en entredicho que en su tiempo.

Aunque en su tiempo no gozó del respeto divino que hoy otorga la OMS a su teoría sobre los virus y enfermedades contagiosas, (para regocijo de la farmaindustria), la verdad silenciada es que, casi todos sus experimentos se consideraron un fracaso, causando muertes y pérdidas financieras a aquellos que siguieron sus creencias.

No cabe duda de que, entonces también, si se hubiesen dejado a un lado intereses económicos, y se hubiesen dado continuidad a lo que estaba reconocido como la base de la salud sustentada en la escuela de Bechamp (1816-1908): higiene y un sistema inmunitario fortalecido, (de no venta en farmacias), hoy no hubiésemos heredado la gran rémora para nuestra salud y libertad, que supone “obligarnos” por la publicidad y doblegarnos con la coerción..para conservarla desde ese tóxico embudo farmaceútico.

La diferencia entre ambas teorías es que, si para Pasteur la patogenosis lo causaban agentes viricos externos que invaden el cuerpo, había que atacarlos con un arsenal comercial de productos químicos que los mataran (liquidando a su vez el sistema inmunitario). Para Bechamp, los gérmenes patógenos son el resultado y no la causa de la enfermedad; las células de nuestro cuerpo no son atacadas por gérmenes externos portadores de enfermedades (contagio); la patogenosis se produce porque un sistema inmunitario debilitado no puede combatir los gérmenes creados ante una toxicidad orgánica coyuntural o accidental, un déficit de oxigenación celular, un estrés cotidiano sostenido o por toxinas físicas o químicas introducidas en nuestro cuerpo, que terminan acidificando la sangre…siendo todo ello superable con propios recursos del organismo: dieta alcalina, sol, ayunos, silencio, mucho descanso…. y más cariño.

A partir de o gracias a la teoría de Pasteur, la influyente y dadivosa industria farmaceútica ha conseguido implantar en las facultades de medicina, la disciplina del protocolo que se aplica a cada síntoma en los enfermos, hasta hacerlo desaparecer a través de drogas químicas que envenenan a la célula, hasta crear una enfermedad en el cuerpo del enfermo. Esta manera de ignorar las necesidades biológicas o nutritivas de las células y al mismo tiempo atacarlas con sustancias tóxicas, con la esperanza de que los gérmenes mueran y la célula viva; es lo que hace que las muertes por cáncer se dupliquen cada 25 años…… porque da de comer a más personas que las que cura.

Suscríbete
Notificar sobre
guest
1 Comentario
Más antiguos
Más recientes Más votados
Comentarios embebidos
Ver todos los comentarios
trackback

[…] o hibridación orgánico-tecnológica aplicada a quienes sobrevivan a aquella. Lo pretenden en este tiempo presente, con gran sutileza y de manera pautada, merced a la criminal colaboración médica y […]

error: Content is protected !!
7
0
¿Qué opináis? ¡La sección de comentarios está para algo!x
()
x