POLÍTICA

El ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi acusa al PNV de colocarse «en un espectro ideológico propio de lo que ocurrió con el nazismo»

Escrito por Jon Ander Etxebarria, ex Decano del Colegio de Biólogos de Euskadi

Cuando los disidentes no vacunados son los que de verdad están defendiendo la democracia

En base a las noticias de Austria donde después de haber optado por confinar a los no vacunados y, después de las protestas habidas, se toma la decisión de confinar a todas las personas vacunadas y no vacunadas si bien a los primeros por un tiempo de 15 dias y a los segundos, en principio, de manera indefinida hay que decir de forma clara que el asunto de la vacunación no tiene nada que ver con criterios cientificos y si claramente con criterios polticos, y, en este caso, al más puro estilo nazi.

Si resulta que al final se está confinando a todo el mundo con ello se está reconociendo que los vacunados también pueden contagiar, luego ¿donde están los criterios científicos para considerar que los no vacunados contagien más?. La respuesta es clara en ninguna parte existen esos criterios científicos ya que un vacunado con toda probabilidad sea de forma leve o más grave se va a contagiar ya que precisamente se le vacuna para crear los anticuerpos frente al antígeno, mientras que un no vacunado solamente podrá contagiar si desarrolla la enfermedad y, como todos sabemos, como ocurre con la gripe no todos los no vacunados necesariamente van a desarrollar la enfermedad, y si la desarrollan sobre todo en jóvenes sería con una sintomatogía muy leve, luego ¿cuál es la razón para confinar tanto a vacunados como a no vacunados haciendo la diferenciación en el tiempo de confinamiento si realmente la población austríaca tiene un mayor porcentaje de vacunados que de no vacunados?. Creo que la respuesta es clara, esto no va de ciencia y si de política.

Igualmente se puede decir algo parecido con lo acontecido con el Gobierno Vasco y el pasaporte covid, en este caso la justicia con su decisión ha defendido tanto a vacunados como a no vacunados dentro del contexto de lo que debe ser una democracia. El Gobierno Vasco con esta decisión de querer implantar el pasaporte covid con una población con un 80% de vacunación nos ha demostrado que al igual que lo ocurrido en Austria se está colocando en un espectro ideológico propio de lo que ocurrió con el nazismo, donde los criterios científicos realmente brillan por su ausencia y, a continuación cito algunos criterios en los que supuestamente basándose en la ciencia, la realidad es que es todo menos precisamente ciencia:

El Gobierno Vasco toma estas decisiones en base a que la Incidencia Acumulada a 14 días está aumentando, pero ese estadístico está totalmente condicionado por el número de test de PCR realizados, ya que existe una correlación significativa entre nº de test realizados y nº de positivos obtenidos, por lo que cuantos más test se hagan más positivos se obtienen y, por lo tanto, más Incidencia Acumulada a 14 días ya que esta es la suma en valor absoluto del nº de positivos. Como dato decir, que en las anteriores olas comparando las fases de subida de las olas con las fases de descenso el promedio de test comparativo entre ascenso y descenso es de un 22,34% de menos de test realizados en las fases de bajada, y en lo que ahora nos atañe para haber justificado sus medidas el Gobierno Vasco, se observa que en esta última semana en comparación con la pasada se han realizado un 39,94% más de test, con la consiguiente elevación de la Incidencia Acumulada a 14 días. A ello hay que unir la falta de aportación de criterios científicos para poner el límite de la IA en 150 y no mantener el 500 que fue el que, en su momento, aconsejó la OMS.

Con este cambio de criterio, hay que resaltar que a los municipios que están en zona roja, cuando estos tienen menos de 2.500 habitantes, con que solo haya 1 positivo en 14 días ya tendrían una IA de 500, por lo que si ese valor referencia se establece en 150, pasaríamos a que serían los municipios menores de 10.000 habitantes los que con solo un positivo en 14 días superarían ese límite para pasar a zona roja, no llegando ni tan siquiera a 1 positivo en 14 días en municipios de menos habitantes.

El supuesto del pasaporte covid está motivado por el contagio que puede generarse con las personas, por no estar supuestamente inmunizadas, pero este argumento no es en su totalidad un argumento científico en toda su magnitud, ya que, por una parte, y como se ha comentado en el caso de Austria, un no vacunado puede o no contagiar ya que para ello debe contraer la enfermedad y como sabemos, al igual que la gripe no todo aquel que no se haya vacunado coge gripe. Sin embargo, lo que está claro es que una persona vacunada tiene probabilidades más que suficientes para desarrollar la enfermedad de forma leve, en principio para eso se vacuna de manera que su cuerpo desarrolle los anticuerpos correspondientes y, como ya se reconoce, por parte de la administración sanitaria, los vacunados pueden contagiarse y contagiar, ¿entonces cuál es la razón científica para que se discrimine a los no vacunados, si los vacunados también contagian?, ¿cuál es la razón científica para exigir este pasaporte covid a los no vacunados si se reconoce que la vacuna no inmuniza a todas las personas que se la han puesto?.

Una medida de este tipo con lo comentado anteriormente, y que, en este momento afecta a un 11% de personas no vacunadas, si no contabilizamos a la franja de edad de los pequeños de 0 a 12 años, frente al 81% de la población vacunada, que como se reconoce también puede contagiarse y contagiar, nos podíamos preguntar, ¿que porcentaje con posibilidad de contagiar es mayor el de vacunados o el de no vacunados?, ¿cuál debe ser la apuesta de una sanidad racional tener miedo al contagio del 11% o de un 81%?,¿cuál es la razón científica para querer imponer este pasaporte covid?. Al igual que en Austria la razón no es científica y si de índole político, lo preocupante es que ese índole político es propio de las dictaduras.

Es cierto que este mismo cariz se está dando también en otros países de Europa, incurriendo los partidos progresistas en un mismo error por no defender derechos y libertades y ya estamos viéndolo en algunos países con el ascenso de posiciones políticas poco democráticas. Si nos atenemos a Euskadi tenemos tanto al gobierno como a todos los partidos de la oposición apoyando este tipo de decisiones, dejando la defensa del respeto a los derechos y libertades al albur de la demagogia de la ultraderecha y lo que es peor, siendo unos irresponsables por fraccionar a la sociedad, y, en nuestro caso concreto a la vasca, para que nos dividamos entre vacunados y no vacunados, a lo cual yo me niego, ya que tanto vacunados como no vacunados, y, en especial los primeros, por haber cumplido con las directrices del gobierno, tenemos que estar en la misma lucha que no es otra que recuperar esos derechos y libertades que nos han usurpado a todos sean vacunados o no, rompiendo con esa dialéctica perversa del Gobierno Vasco y de todos los partidos del Parlamento Vasco con su callada por respuesta, en la que difunden a los vacunados una criminalización de los que no lo han hecho, por poderles contagiar, cuando curiosamente, y reconocido por el propio gobierno también los vacunados pueden contagiar, por lo que desde aquí pido a los vacunados y no vacunados que no se caiga en esta trampa que lo único que tiene como objetivo es la división de la sociedad vasca.

Es por ello que los que realmente están creyendo en la democracia en este momento son los disidentes no vacunados, por lo que animo a los vacunados que se unan a la causa de defender un bien preciado en nuestra sociedad, que últimamente está vilipendiado como es el ser y ejercer como un pueblo en el que el sentir sea verdaeramente democrático, ya que los políticos, en este momento, están demostrando no creer en ese concepto por lo que de esa forma seríamos los ciudadanos los que ocuparíamos ese espacio para que no quede al albur de la demagogia de opciones polítcas poco democráticas, porque no se si se dan cuenta Sres políticos vascos con su actuación y sus decisiones están haciendo políticas propias, donde la democracia brilla por su ausencia, pero como se suele decir al final siempre triunfa más el original que la fotocopia, así que empiecen a reflexionar porque puede ser que al final sea tarde, a no ser que sea precisamente la sociedad, con su posicionamiento, que Vds tanto critican, quien acabe salvándonos.

10 COMENTARIOS

  1. Eguerdion!
    ….y quien no lo entiende ya es porque no lo quiere entender, ni ver.
    La sociedad (vasca) se ha vuelto resabionda, comodona, egocentrista, …no quiere problemas.
    Y quien no quiere,problemas, no se informa, delega…y se vuelve ignorante a cinsciencia. Esto es. Que es ignorante porque quiere serlo.

    Éste es el gran obstáculo. Que es una actitud consciente.

    Tiran hacia el fascismo, y no se lo cuestionan mintras no les falte sueldo y vivan bien.
    Y este gobiernillo se h encargado de tener mucha gente a sueldo: del partido, y en las empresas públicas. Todo el mundo (de izquierdas sobre todo….) aapira a ser funcionari@ públic@ (opositar y esas cosas).
    Y un vez que se entra ahí, se acabó la mirada crítica («como es público…tiene quebueno’bueno’…»).

    Ex-trabajadora sustituta de la enseñanza.

  2. Grande Ander, pero yo olvidarías las viejas tipificaciones politicas: progresistas, nazis… eso es siglo XX. Ahora estan los totalitarios, normalmente en nombre de «bienes comunes», y los que creemos mas en el individuo y sus derechos inalienables.

    Por lo demas, la enesima muestra de sentido comun que vuelve a desnudar a nuestros gobernantes, cada vez mas pateticos. Creo es necesario tambien señalar al aparataje medico, complice de esos politicos mediante su silencio y creo cobardia. Porque, ¿como es posible en esta sociedad ni se hable, ni se plantee., un debate sobre pongamos la ivermectina?.

  3. Bai, koronazirkoak.
    Rosa Luxemburg y Karl Liebnecht, masacrados en el intento de mejorar la sociedad alemana, 1918 y 19, han sido las víctimas clave de esa primera experiencia transhumanista, ariana, nazi.
    Hoy han perfeccionado el proceso dictatorial.

  4. Eso es lo que te están contando y lo que te estás creyendo. La ultraderecha es el sistema y sirve para adoptar parte del discurso de la resistencia y así poder atacarlo y denostarlo. Somos la resistencia contra los políticos corruptos totalitarios y sus jefes los dueños de las megacorporaciones. Sus perrodistas no podrán engañarnos. Venceremos.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!