POLÍTICA

El nuevo director de la Interpol, un polémico torturador emiratí

Un torturador emiratí ha sido elegido al frente de Interpol. Se trata del general Ahmed Naser Al-Rais, un alto funcionario de la policía de Emiratos Árabes Unidos que tiene varias denuncias internacionales por actos de tortura, según informan nuestros compañeros de mpr21 (noticia reproducida en euskalnews.com).

El jueves el Inspector General del Ministerio de Interior emiratí fue elegido director de la Organización Internacional de Policía Criminal, con sede en Lyon (Francia). Al-Rais obtuvo una mayoría de dos tercios en la tercera ronda de votaciones de los Estados miembros de la organización.

El cargo de director de Interpol, elegido para un mandato de cuatro años, es ciertamente honorífico. El titular conserva sus funciones en su país de origen. Sin embargo, esta elección es un escándalo que ya ha provocado una ola de protestas internacionales.

El historial del general en materia de terrorismo de Estado habla por sí solo: la ONG Gulf Centre for Human Rights (GCHR) le acusa de “torturas y barbarie” contra el opositor Ahmed Mansour, el disidente más conocido de Emiratos Árabes Unidos, un país donde están prohibidos los partidos políticos y los sindicatos.

Desde 2017, cuando fue detenido por “dañar la reputación del Estado”, el ingeniero de 51 años languidece en una celda, sin ningún contacto con el exterior. Una carta abierta en la que pedía reformas democráticas le valió una condena de 10 años de prisión, al final de una parodia de juicio organizado por un Estado terrorista cada vez más represivo. Durante los últimos cuatro años, el preso ha vivido sin radio, televisión o un libro. Duerme en el suelo sobre una simple manta. Todo ello está supervisado por el nuevo director de Interpol.

El jefe de los torturadores también está acusado de malos tratos por dos personas que tuvieron la mala suerte de ser encarceladas en Emiratos Árabes Unidos. El primero es un británico aficionado al fútbol, Ali Issa Ahmad, que en 2019 tuvo la mala idea de llevar una camiseta con la efigie de Qatar, el enemigo jurado de Emiratos, mientras estaba de vacaciones en Dubai, uno de los principados emiratíes.

Fue detenido y pasó varios días en una pesadilla. Tras su regreso a Reino Unido, describió las torturas en prisión, acuchillado y privado de sueño y comida durante su breve pero doloroso encarcelamiento. “Fui torturado directamente por” órden de Al Rais, afirmó Ali Issan Ahmad.

El investigador británico Matthew Hedges sufrió un destino similar. Detenido en mayo de 2018 en el aeropuerto de Dubai, el estudiante de doctorado que acababa de pasar dos semanas en el principado fue acusado de espiar para Reino Unido. Condenado a cadena perpetua, pasó seis meses detenido antes de ser deportado por la presión británica. El trato que recibió en la cárcel es comparable, sin la tortura de los cuchillos, al de su compañero aficionado al fútbol: privación del sueño, sin acceso a un médico, condiciones de detención deplorables, etc. Todo ello por orden del Inspector General de la Policía Ahmed Naser Al-Rais.

“Estamos profundamente convencidos de que la elección del general Al-Raisi perjudicaría la misión y la reputación de Interpol y afectaría gravemente a la capacidad de la organización para llevar a cabo su misión con eficacia”, escribieron a mediados de noviembre tres eurodiputados, entre ellos Marie Arena, presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, a la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Esta petición no ha sido atendida, mientras que la reputación de Emiratos Árabes Unidos es cada vez peor. Los jeques están implicados en varios escándalos de escuchas telefónicas y piratería informática, y el general Al-Rais ha creado un sistema pionero de vigilancia y reconocimiento facial. Emiratos Árabes Unidos es un país sospechoso de haber pirateado el teléfono del emir de Qatar y de haber utilizado el programa Pegasus para espiar los teléfonos móviles.

El nuevo jefe de Interpol es, de hecho, una imagen perfecta de su país: cruel, cínico y criminal.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!